• Me comprometo a utilizar plenamente mi libertad, dando respuesta a cada una de mis decisiones.
  • Asumo el compromiso de que solamente a través de mi esfuerzo podré forjarme como el ser que deseo ser.
  • Visualizaré mi objetivo final antes de iniciar cualquier actividad, para tener la certeza de que he elegido el camino correcto.
  • Me sabré retirar frecuentemente para renovarme y regresaré con mayor optimismo y entusiasmo.
  • Ejerceré mi autoliderazgo y administraré minuciosamente cada una de mis acciones para garantizar el éxito de mis proyectos.
  • Crearé los hábitos que me edifican y me conducen a la plenitud y desecharé todos aquellos que me degradan y me hacen retroceder .
  • En las crisis resistiré, insistiré y enfrentaré todos los retos y desafíos que se me presenten.
  • Lucharé por lograr la madurez plena a través de la coherencia, el amor y el trabajo para realizar plenamente mi proyecto de vida.
  • Mi tiempo estará siempre de acuerdo con los principios y valores que guían mi existir.
  • Viviré plenamente la era de la interdependencia, la generación del nosotros más allá de la dependencia y la egolatría.
  • Procuraré siempre comprender, antes que ser comprendido.
  • Impulsaré permanentemente el trabajo en equipo, para asegurar la fuerza sinergética que me da el grupo humano y que me asegura el éxito deseado.
  • Haré de cada colaborador un campeón y compartiré todos mis éxitos y fracasos con el equipo al que pertenezco.
  • Haré un trato con toda la gente con la que he tenido diferencias: o ambos ganamos o no haré arreglo alguno.
  • Serán mis hábitos centrales el vigor que me da la energía para luchar , la emotividad para manifestar mis emociones más genuinas y auténticas, mi evolución que a través de la educación me asegura cada día crecer, y mi espiritualidad que me da la certeza y seguridad en Dios.
  • Alimentaré día a día mis valores de orden superior y consagraré mi existir en lograr un ideal que le dé sentido histórico a mi existir.
  • Mi fe en Dios será mi principio rector y el ser humano mi misión existencial, para lograr finalmente la plenitud y la trascendencia de mi ser.
  • Me comprometo a vivir plenamente cada uno de estos desafíos y hoy será el primer día del resto de mi vida, y cada una de mis acciones tendrá como rectores los principios de la ética, la libertad, la verdad y el amor.
Miguel Angel Cornejo
http://www.cornejoonline.com