Educación y Pleno Empleo

"Educar para progresar" fue el eufemístico lema de la reunión de jefes de Estado de los países iberoamericanos que se celebró en San José, Costa Rica, en el mes de Noviembre del año pasado. Con dos ex-presidentes de Costa Rica encarcelados y otro seriamente cuestionado por supuestos(?) actos de corrupción, y muchos de los asistentes de muy dudosa reputación, esta cumbre de jefes de Estado se desarrolló en un ambiente "apadrinando". Los mandatarios leyeron declaraciones, preparadas por sus escritores políticos, sobre el esfuerzo que debe hacerse en educación, para conseguir dar mejores condiciones de vida en nuestros países.

"Educar" es una de esas palabras que tiene resonancias mágicas. Puede tener muchos significados, algunos muy ambiguos. Es una palabra que gusta mucho a los demagogos. Como no significa nada concreto, se consiguen con ella crear "esperanzas". La esperanza en algo, llámese como se llama, siempre es el mejor argumento de mercadeo disponible. El creador de Revlon decía que en la fábrica producían cosméticos, pero lo que vendían eran "esperanzas".

Lamentablemente la realidad - espantosa y desagradable - es que el tener una profesión no garantiza que se conseguirá un trabajo. Se repite incansablemente, que en los tiempos que vivimos un profesional tendrá que cambiar de actividad por lo menos dos veces, para lograr subsistir adecuadamente.

¿Educar para trabajar en qué?
La pregunta del siglo es lo que se hará con los muchachos bien instruidos en diferentes artes como la odontología, la abogacía, la administración de negocios. Actualmente hay una cantidad enorme de licenciados, master y doctores, en esas y otras muchas ciencias, que buscan trabajo, sin encontrarlo. Algunos de ellos se juntan, crean instituciones educativas como un modo de vida, solo agravando el problema.

Resulta patético ver a esos jóvenes profesiones, dedicados a enviar sus CV, como spam, a todas las direcciones e-mail que consiguen. Muchos se dedican a la venta, como una actividad puente. Como no se encuentran en "su salsa", son aves de paso en esta actividad, en la cual lamentablemente existe muy pocos profesionales.

Por otro lado, una PYME produce poco y con un par de vendedores soluciona la forma de llegar a su mercado objeto. De esta forma las PYMEs, gran mayoría de la empresas en nuestros países, no están en capacidad de contratar graduados de universitarios. Y si lo hacen tienden a preferir los parientes, amigos y conocidos, en ese mismo orden.

Lo que falta son empresas que den trabajo
Las cifras grandes siempre tienen el poder de impresionar. Cuando decimos 5,000, no es lo mismo que decir 8 millones. Esta última cifra es la cantidad de desempleados en una de las naciones considerada entre las más poderosas de la tierra: Alemania. Efectivamente la tasa de desempleados en la República Federal de Alemania está alcanzando el 20% de su fuerza laboral.

Ocho millones es la población de Bolivia, la suma de las poblaciones de Uruguay y Costa Rica. Es la mitad de la población de Chile. Demasiada gente que no tiene trabajo. Mucha de ellas con profesión y oficio conocido. La Alemania que ahora se encuentra unificada y tiene una de las tasas de natalidad más bajas del globo, tiene una desocupación en crecimiento.

La cifras de desempleados de nuestros países es mayor, pero no resulta tan dramática porque no somos países desarrollados, ni tan ricos, ni las poblaciones tan esforzadas como las de Europa. Las cantidades de desempleados, en proporción a la fuerza de trabajo, son mayores en los países que se encuentran mal económicamente, como los nuestros.

El Pleno empleo
La solución de los Faraones del antiguo Egipto, para dar combatir el desempleo, fueron los megaproyectos. Recientes descubrimientos arqueológicos han sacado a la luz que las pirámides fueron construidas por trabajadores libres, que tenían buenos niveles de vida. Está probado que esos trabajadores eran egipcios. Hasta hace poco, se creía que las pirámides habían sido construidas por esclavos extranjeros.

El último gran proyecto en nuestras tierras creo que fue la construcción del Canal de Panamá, entre 1904 y 1914, en la cual participaron miles trabajadores de todos los países latinoamericanos y del Caribe. Una extraordinaria obra de ingeniería que unió los 84 kilómetros que separan en esa zona el Pacífico y el Atlántico.

Seguir educando, sin planes nacionales de ocupación plena, es bastante inconsistente. Un caso ejemplarizador es lo ocurrido en los Estados Unidos con los obreros que quedaron cesante de las empresas que han reducido su personal. Para asistirles se iniciaron planes de capacitación en actividades que requería mano de obra. De esa forma muchos trabajadores de la industria automovilística se han incorporado, luego de ser preparados, en otras empresas de sectores industriales totalmente diferentes.

La situación que se está enfrentando es grave. La cifras de profesionales desocupados crece a una velocidad impresionante. La competencia entre profesionales ya no es solo dentro de cada país o región. Las migraciones de profesionales son ahora mucho mayores, que hace algunos años. Las nuevas tecnologías telemáticas están permitiendo dar y recibir servicios profesionales en contabilidad, desarrollo de software, diseño gráfico, mercadeo, derecho, administración de negocios, logística y otras muchas actividades, por profesionales establecidos en Manila, Karachi, o Tombuctú.

Al igual que los astronautas mientras están en el espacio, pronto podremos conectarnos a unos equipos, los cuales por medio de Internet, permitirán que un médico a miles de kilómetros diagnostique nuestro estado de salud y nos recete los medicamentos, que el caso amerite.

Todo esto parecen ignorarlo los gobernantes, los cuales no proponen acciones concretas y positivas, para conseguir que los niños, que ahora mismo ingresan a los parvularios, puedan algún día tener un trabajo estable y medianamente remunerado. Aspiración universal que como alguien dijo, es el más preciado don que alguien pueda recibir en la vida.

Jorge E. Pereira
Consultor en administración y mercadeo, más de 30 años de experiencia en consultoría y capacitación de personal,
desarrollo estrategias de automatización de negocios, comercio electrónico y diseño de sitios Web.


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com