La Culpa y el Resentimiento Frenan el Progreso

El primer paso a una desilusión es ponerle expectativas al futuro.

Las cosas generalmente no resultan exactamente como deseamos y soñamos que van a hacer y casi inmediatamente aparece la inconformidad en nuestros corazones.

No es malo visualizar, todo lo contrario, nos conecta inmediatamente con el camino hacia la consecución de la visión, sin embargo, una vez que ponemos el trabajo y hacemos lo que estaba en nuestras manos, necesitamos desapegarnos al resultado porque ya está fuera de control.

Todo resultado estuvo en algún momento fuera de control, así es la vida. A los gerentes se nos enseña, que si ponemos controles, precauciones, las cosas van a resultar exactamente como se esperaba, pero NO, con prevención nos podemos acercar a la visión, pero en algún momento perdemos control sobre el resultado mismo y por lo general, no obtenemos exactamente lo que pensábamos que iba a resultar.

Y ¿Qué emociones desencadenan las diferencias entre lo que esperábamos y lo que obtenemos?

Lo intangible puede frenar a lo tangible. Es lógico entender como empresarios y ejecutivos en su mayoría, no toman en cuenta, la salud emocional de su gente, es claro, No es algo tangible, no se puede medir, muchas veces la gente no lo deja ver.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta este factor limitante de la producción. Tiene que ver con tener la energía dividida, estamos en nuestro trabajo y nuestra mente se va a eventos que nos mantiene atados, anclados, es decir metemos nuestra energía allá, en aquel evento del pasado y perdemos el foco de lo que estamos haciendo. Esta es pérdida de energía que se podría utilizar para producir más.

Te has preguntado ¿Cuántos minutos, horas, etc. Pierde la gente cuando no está presente, no hablo solo físicamente, sino mental y emocionalmente, con lo que está haciendo. Ese tiempo distraído, representan grandes cantidades de dinero perdido.

Miremos esto un poco más...

La educación forma las bases sobre las cuales se forman todas esas expectativas, comenzamos de esa manera a formarnos una plataforma sobre la cual DEBEN girar las cosas y cuando no sucede de la manera que establecimos de forma fantasiosa, en nuestra mente, en nuestra imaginación, nos sentimos traicionados por ellos o por nosotros mismos.

Hemos aprendidos, que para ser buenas personas DEBEMOS hacer ciertas cosas, no matar, trabajar y mantener la familia, no pegar a otro ser humano, ser estudioso, no contradecir a los padres, que no sufran por nuestra causa, etc. Si por alguna razón violentamos esa AUTOIMÁGEN que hemos formado de nosotros mismos con base en nuestro sistema de creencias, nuestros principios y valores, educativos, patrones morales, religiosos, etc. aparece la CULPA, EL AUTOCASTIGO, como una manera de pagar por lo que hemos hecho, por supuesto, todo esto apoyado por la programación generalizada, que sólo se aprende a través del CASTIGO.

LA CULPA aparece como el resultado inconsciente que querer seguir siendo bueno, ya que las personas que hacen ese tipo de cosas “INDEBIDAS” y no les afecta emocionalmente son MALOS. Ejemplo si yo mato a un perrito y luego no me siento dolido de haberlo hecho, es decir, CULPABLE, pasaría a la categoría de las MALAS PERSONAS a las que no les importa. Para evitar esto, el ser humano en forma inconsciente se siente CULPABLE para no pasar a la categoría de MALAS personas. Culpa es el precio que se paga, para dejar saldada esa MALA acción.

La verdad es que muchas veces de haberse sentido culpable se aprende a no hacerlo otra vez, sin embargo no es necesaria la CULPA para aprender, esto es opcional, LA CULPA no hace a los seres humanos mejores, lo que hace progresar es el aprendizaje que se le saca a la experiencia, sentirse culpable no le devuelve la vida al perrito.

Cometer un error es propio de los seres humanos, es inútil el tratar de no cometerlos, y con una conciencia positiva, el error no es tan importante como la actitud que se asume ante el error cometido, asumir una actitud de aprendizaje ante el error es lo más inteligente, deshacerse del dolor que ocasiona la culpa es también lo más inteligente.

Muchas veces observaremos que la gente que utiliza la culpa, vuelve a cometer los mismos errores, porque sabe en forma INCONSCIENTE que puede volver a pagar el precio sintiéndose CULPABLE.

Cuando otra persona hace algo inesperado, que no va de acuerdo a nuestros patrones preestablecidos de como ELLOS DEBERÍAN ser, aparece el RESENTIMIENTO.

este tema, será el objeto de nuestro próximo artículo así como también, como podemos hacer para liberarnos de culpa y resentimiento. Nos vemos en la próxima.

Lic. Francisco Novoa Rafalli
Director para Iberoamérica de los talleres Educativos Discovering

http://www.tallerdiscovering.com

 

Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com