¿Cuántos Minutos al día Dedicas a tu Familia?

Los últimos 20 años añadieron toda una serie de términos nuevo a nuestro vocabulario que nos hacen cuestionar qué ha sucedido con los valores que nos guían hoy como sociedad. Términos como: derecho a la vida, familia disfuncional, suicidio de adolescentes, bebés adictos, ruptura del núcleo familiar, padres ausentes, asesinos menores de edad y muchos términos más, que nacieron o florecieron en las dos últimas décadas del siglo XX, evidencian la crisis de valores que caracterizó a una sociedad en que la unión familiar, las relaciones padres-hijos, el amor, la ternura y la responsabilidad, pasaron a un segundo plano.

Uno de los grandes paradigmas del siglo XXI será el retorno a todos aquellos valores que suelen crecer y solidificarse en el núcleo familiar.

¿Cuántos minutos a la semana cree usted que pasa el padre promedio conversando en términos cordiales con su hijo? Diversos estudios indican que emplea alrededor de cinco minutos semanales conversando con sus hijos en ´tonos normales´. Todos estamos de acuerdo en que compartir nuestro tiempo con los hijos tiene un gran valor. Entonces ¿por qué dedicamos tan poco tiempo a dicha actividad?

La razón por la cual la comunicación con nuestros hijos es casi inexistente es porque no la percibimos como urgente. Muchos padres no hablan a diario con sus hijos a menos que exista un problema que exija su atención, porque pensamos que ellos siempre estarán a nuestro lado y eso nos da la certeza de que podremos hablar con ellos en cualquier momento.

¿Cuándo un padre se acerca a su hijo para preguntarle si tiene algún problema? Probablemente cuando ya es tarde y no puede hacer nada por él. Aún cuando no podemos establecer patrones generales de comportamiento frente al tema de la comunicación con la familia, es triste observar cómo, a pesar de la gran importancia que tiene, no le damos la prioridad que se merece.

¿Cuánto tiempo semanal de conversación ininterrumpida hay entre esposo y esposa? Varios estudios informan que el promedio es de 27 minutos de conversación continua. ¿Es vital hacerlo? Es altamente probable que todos pensemos que si lo es, pero ¿es urgente? En realidad no, porque todos suponemos que la esposa o el esposo -como los hijos- siempre va a estar ahí y podemos comunicarnos ‘después’, podemos dejarlo ‘para más tarde’.

La falta de comunicación, posponer el diálogo para un momento más apropiado es uno de los factores que más influye en las elevadas tasas de divorcio de las parejas. Su distanciamiento proviene en gran parte de la pobre comunicación entre ellos y de olvidar los pequeños detalles que fueron los responsables del acercamiento y la atracción inicial.

Es por esto que te sugiero que:
Revises cómo es la comunicación con tu pareja y con tus hijos.
Recuerdes que comunicar no es hablar; muchas veces lo que tu pareja o tus hijos necesitan de ti es que los escuches, que te intereses por tus necesidades, que les preguntes por sus deseos, sus sueños y, que estés dispuesto a compartir los mejores momentos y los más difíciles. La comunicación es la mejor manera de construir los valores que nos permiten triunfar como familia.

Camilo Cruz
Renombrado expositor, Escritor, Científico, Consultor y Conferencista Internacional, Catedrático Universitario http://www.elexito.com


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com