Mente sana en Cuerpo Sano

El ejercicio no es lujo ni simple distracción. Es una de las inversiones más importantes en salud y la clave para lograr un buen estado físico. Debe incluir tonalidad muscular, resistencia física y acondicionamiento cardiovascular. Ejercitarte con frecuencia, te ayudará a disminuir significativamente los efectos de las enfermedades.

El cuerpo que tienes, ya sea que estés o no, satisfecho con él, te fue dado para toda la vida y, por tanto, se encuentra bajo tu responsabilidad. Muchas personas no aprecian el bienestar físico del cual gozan hasta que no lo han perdido. Por ello, empieza a cuidar tu estado físico y muy pronto te darás cuenta de los beneficios.

Diversas investigaciones han establecido que la combinación de ejercicios aeróbicos, la mayor actividad física y una dieta balanceada, ayudan a bajar la presión arterial, a reducir las grasas y el nivel de colesterol en la sangre; también se logra quemar calorías y disminuir las posibilidades de tener problemas cardiovasculares. Esto, sin mencionar que el ejercicio genera una mayor energía y ayuda notablemente a reducir el estrés.

Por lo anterior, te recomendamos para seleccionar el plan que te permitirá mejorar tu estado físico:

  1. Descubrir las razones por las cuales esto es importante para ti y aunque algunas de ellas sean evidentes, escríbelas para generar mayor conciencia del plan a seguir.
  2. Empieza con una visita al médico. El mejor programa para ti depende de tu estado de salud, tu condición física, el nivel de actividad diaria y tu edad.
  3. Inicia un programa de ejercicios que responda a tus necesidades físicas, mentales y de esparcimiento. Escoge el lugar para hacerlo: un club, como parte de un grupo y con la dirección de un profesional, o en tu hogar con la ayuda de un manual o un videocasete. Escoge un plan de ejercicios que te motive personalmente.

La poca actividad física, característica de la vida sedentaria, es también la causante o al menos es un factor agravante de algunas de las enfermedades mencionadas.

Por todo lo anterior, te sugerimos:

  • Modifica tu estilo de vida.
  • Incluye en tu rutina una mayor actividad física, como parte de tus prioridades.
  • Camina inicialmente media hora en las mañanas y sentirás el efecto positivo en tu sistema cardiovascular. Este ejercicio es excelente para aquellos que llevan muchos años inactivos.
  • Programa un plan de ejercicios que no incluya solamente la caminata. Piensa en otros deportes como la natación, el tenis, el ciclismo, etc.
  • Un plan integral de ejercicios redundará no sólo en un mejor estado físico, sino que también te permitirá alcanzar un mejor estilo de vida, una mayor productividad y una mejor auto-estima porque irradiarás mucha energía personal.
  • Sentar metas orientadas a restaurar y mantener una buena salud y un buen estado físico, tendrá un impacto directo sobre tu plan de éxito.

Camilo Cruz
Renombrado expositor, Escritor, Científico, Consultor y Conferencista Internacional, Catedrático Universitario http://www.elexito.com


Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com