¿Cómo desarrollar un Plan Estratégico en su Empresa?

Un Plan Estratégico es el documento más importante que debe redactar la empresa. En él se explica hacia dónde se quiere ir y lo más importante cómo se llegará. Debe ser una herramienta creada por los directivos que utilizarán para esta tarea la información brindada por diferentes Departamentos o áreas de la organización.

Hay que tener en claro de que cualquier Plan Estratégico, a medida que se va implementando, necesita de ciertos ajustes, por lo que debe estar sometido a revisiones constantes, fundamentalmente de manos del grupo que lo creó.

A continuación le proponemos desarrollar juntos un “borrador” sobre el cual usted podrá trabajar en el momento de desarrollar la Planificación Estratégica de su Empresa.

  1. Comience por contratar un coordinador. Este debería ser un profesional con importante experiencia en coordinar este tipo de tareas, -por ejemplo un Consultor- y que no tenga ningún interés personal en la estructura final del Plan. De esta manera: experiencia y neutralidad sumarán múltiples beneficios en la tarea de redacción del documento.
  2. Programe esta actividad fuera de su ambiente laboral. Lo ideal es retirarse un fin de semana con todo el grupo encargado de planificar el futuro de la empresa y trabajar con la mayor comodidad, fuera del ambiente de trabajo y de las interrupciones diarias.
  3. Arme “EL” Equipo de Planificación de su empresa. Elegir los miembros no es tarea fácil, pero recuerde que los integrantes del grupo deben contar con toda la información. Siempre es bueno que alguien permanezca como respaldo en la oficina mientras se desarrolla el out-side por si llegara a faltar algún material o dato importante. Esto suele ocurrir ya que de alguna manera se necesita un cúmulo importante de información para poder planificar y tomar decisiones con solvencia.
  4. Obtenga los aportes de otros integrantes de su empresa, aunque estos no participen directamente en la confección del Plan. Es importante envolver en este proyecto no sólo a los integrantes del grupo, sino también a los demás recursos humanos de la empresa, especialmente si cuentan con gente a cargo y con poder de decisión. Cada dato que ellos aporten beneficiará el contenido del Plan y los comprometerá a la vez en el momento de su implementación.
  5. Comience por declarar la Misión. Toda empresa debe tener su enunciado de Misión, en el cual se describa qué es lo que hace la organización y quiénes son sus clientes. ¿Por qué existe la empresa? ¿En qué sector comercial se desenvuelve? ¿Qué produce, qué servicios ofrece? ¿Qué mercados atiende?

    ¿Qué es lo que requieren los clientes de la empresa y de sus directores o ejecutivos? ¿De qué manera logramos reducir la ansiedad, los riesgos, los costos y fracasos e incrementar el placer, la seguridad, la satisfacción, la rentabilidad y el éxito de los clientes? Tenga en cuenta que la declaración de la Misión de su empresa debe ser muy breve y simple, pero debe reflejar todos estos puntos tan importantes.
  6. Formule la declaración de su Visión empresarial especificando qué quiere para el futuro. ¿Cómo quiere que sea considerada su empresa? ¿Qué sueños espera poder realizar? ¿Cómo quiere ser reconocido en el mercado? ¿Qué posición proyecta ocupar en su mercado? ¿Qué stándares de calidad piensa alcanzar?
  7. Agregue a la declaración de la Visión empresarial sus valores y convicciones. Las aspiraciones proponen los resultados deseados; los valores y las convicciones establecen cómo hará la organización para alcanzarlos.
  8. Lleve a cabo una evaluación de las políticas existentes en relación a su mercado potencial. ¿Cuáles son las principales tendencias (políticas, económicas, tecnológicas, religiosas, sociales, intelectuales, artísticas) que afectan a su negocio? ¿Qué tendencias representan una amenaza para su organización? ¿Cuáles de esas tendencias constituyen una oportunidad?
  9. Desarrolle un análisis FODA de su empresa, en el que quede muy claro cuáles son sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. ¿Qué es lo que la empresa hace excepcionalmente bien? ¿Qué es lo que no hace tan bien? ¿Cuáles son los puntos fuertes y las competencias particulares en las que se destaca? ¿Cuáles son, claramente, sus puntos débiles y sus falencias? ¿Cuenta con alguna ventaja competitiva especial en el mercado?
  10. Defina los objetivos de su empresa en el corto plazo. Teniendo en cuenta los resultados de la evaluación externa e interna ¿cómo trabajará el próximo año? Piense en objetivos que den respuesta a la necesidad de cambio, que aprovechen las oportunidades externas y mejoren su organización.
  11. Determine los Objetivos a largo plazo. ¿Qué debería hacer de aquí a tres años? ¿Y en cinco años? Una vez que tenga este punto y el anterior definidos en su totalidad haga un listado por orden de importancia para luego definir los planes de acción.
  12. Haga un análisis de los factores que inciden sobre cada Objetivo. ¡No suprima este paso! Si usted no ha logrado determinado objetivo, con seguridad hay razones que no se lo han permitido. ¿Cuáles son éstas fuerzas, los factores o actitudes que actúan en forma negativa en el logro de ese objetivo específico? Descúbralas para eliminarlas. ¿Cuáles son las fuerzas, factores o actitudes que favorecen el logro de ese objetivo? Busque la manera de potenciar esas fuerzas positivas.
  13. Desarrolle Planes de Acción para el logro de cada uno de los objetivos fijados. Para cada objetivo específico; ¿cuáles serán las medidas que reducirán los aspectos negativos y maximizarán los positivos en el análisis hecho en el punto anterior? ¿Quién, dentro de su equipo, aceptará la responsabilidad de asegurar la implementación de cada una de esas medidas? ¿Cuándo y dónde serán implementadas? ¿Qué recursos se necesitarán?
  14. Redacte un memo con la asignación de responsabilidades. Registre cada medida propuesta, por orden cronológico, en un documento a distribuir a cada uno de los colaboradores involucrados en el proceso. A través de reuniones semanales, controle el progreso que se va produciendo en las tareas que debían iniciase la semana anterior y revise las que deberán implementarse en la semana próxima tomando las medidas correctivas que hicieran falta.

Una vez que el Plan esté definido y comience a ser aplicado en su empresa tenga en cuenta que será muy importante auditarlo al cabo de algunos meses junto con el Consultor que trabajó en su confección. Se deben controlar los logros generales alcanzados dentro del Plan y eventualmente se podrán, en base a los resultados, aplicar los cambios que sean necesarios.

Daniel Cestau Liz
Consultora Daniel Cestau Liz Marketing

Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com