Cómo esta dr. Cruz?: ¡Fantastico!

Esa fue mi respuesta ayer, durante una entrevista en un programa de televisión donde fui invitado a discutir algunas estrategias sobre como superar momentos difíciles como este que estamos viviendo aquí en los Estados Unidos a raíz de este terrible tragedia. Una situación similar a la que muchas otras personas en muchos otros países han estado expuestos por largo tiempo. Perpleja, la entrevistadora me dijo, pero ¿cómo puede decir fantástico en una situación como esta?.

Quienes me conocen saben que siempre he dicho que nuestra actitud es el resultado de aquello en lo que decidamos enfocar nuestra atención. Yo no respondí de esa manera porque sienta que como escritor o conferencista motivacional esa sea la única respuesta posible que deba dar. Yo respondí de esa manera porque a pesar de la consternación, el pesar y la tristeza que embarga mi alma por tal atrocidad he decidido enfocarme en otras cosas.

Yo fui testigo ocular de este hecho. En el momento del ataque terrorista me encontraba a solo unas cuadras del World Trade Center, y al igual que a todos, me conmocionó enormemente la perdida de tantas vidas inocentes. Así que no es que esté viviendo en un mundo de fantasía, desligado de la realidad. Pero siento que inclusive en medio de tragedias como ésta es posible encontrar algo bueno en lo cual enfocarnos.

¿Fantástico? ¡Sí, fantástico! Porque el hecho que millones y millones de personas de todas partes del mundo sientan esta tristeza, este dolor generalizado, demuestra que la fibra más profunda de nuestra naturaleza humana no ha sido afectada. Que contrariamente a lo que muchos piensan, no nos hemos convertido en seres insensibles, incapaces de conmovernos con el sufrimiento ajeno. Así que, ¡Fantástico!

¿Fantástico? ¡Sí, fantástico! Porque cuando veo tantas personas buscando contribuir económicamente a organizaciones como la Cruz Roja, o cuando veo los bancos de sangre siendo invadidos por miles de personas buscando aportar su granito de arena, o cuando veo centenares de personas viajar miles de kilómetros hasta la zona del desastre para donar su tiempo y brindar un par de manos listas a trabajar, compruebo que algunas cosas aun permanecen igual. Veo que contrariamente a lo que otros piensan, no solo nos preocupamos cuando la tragedia nos ha afectado a nosotros personalmente, sino que siempre estamos dispuestos a ser parte de la solución. Así que, ¡Fantástico!

¿Fantástico? ¡Sí, fantástico! Porque cuando veo a miles de personas que llaman a amigos que han sido afectados por esta tragedia para darles una voz de apoyo, cuando veo tantas personas buscando aliviar la carga de otro ser humano siento que estos ataques terroristas no han tocado lo más profundo y significativo de nuestra naturaleza humana. Confirmo lo que siempre he sabido, que somos muchos más los buenos que los malos. Que mientras un puñado de personas pueda estar empeñado en hacer el mal, miles de millones de personas están empeñadas en hacer el bien. Así que, ¡Fantástico!

¡ Sí, Fantástico !.

Camilo Cruz
Renombrado expositor, Escritor, Científico, Consultor y Conferencista Internacional, Catedrático Universitario. http://www.elexito.com


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com