Llame a otro tipo de médico

Un poderoso monarca llamó a un santo padre – al que todos atribuían poderes curativos – para que le ayudara a disminuir sus dolores de columna.
- Dios nos ayudará – dijo el hombre santo. – Pero antes vamos a entender la razón de estos dolores. Sugiero que Vuestra Majestad se confiese ahora, pues la confesión hace al hombre enfrentar sus problemas, y lo libera de muchas culpas.

Molesto por tener que pensar en tantos problemas, el rey dijo:
- No quiero hablar de estos temas; necesito a alguien que me cure sin hacer preguntas.

El sacerdote salió y volvió media hora más tarde con otro hombre.
- Creo que la palabra puede aliviar el dolor, y ayudarme a descubrir el camino acertado para la cura – dijo. – Sin embargo, usted no desea conversar, y no puedo ayudarlo. Pero le diré a quien necesita: mi amigo es veterinario, y no acostumbra a hablar con sus pacientes.

FUENTE: http://www.paulocoelho.com
“Guerrero de la Luz Online, publicación de www.paulocoelho.com.br

Sant Jordi Asociados Agencia Literaria S.L
http://www.santjordi-asociados.com
Traducido por Montserrat Mira