El Soplo Divino

La semana pasada, la gerente de una sucursal bancaria, me contó que estaba tratando de desarrollar un proyecto de negocio propio junto con una Abogada amiga suya y que le era muy importante mi asesoría, un par de consejos a fin de saber cómo tener éxito.

Estuve pensando en recomendarle una fórmula que le ayudara. Reflexionando tome un ejemplar de la Biblia que estaba al alcance de mi mano y comencé a ojearla. No tarde mucho en detenerme en el relato de libro del Génesis. Después de crear todo, Dios creó al hombre, a su imagen y semejanza dice el Génesis. Nada más y nada menos que a su imagen y semejanza, a la mismísima imagen y semejanza de Dios. Más adelante vuelve el Génesis y dice: “Entonces Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y SOPLO EN SU NARIZ ALIENTO DE VIDA, y fue el hombre un ser viviente”.

Me imagino a Dios con aquel hombre a su imagen y semejanza entre sus manos preguntándose, ¿Por qué no funciona, qué hace falta?

Ah, ya sé! Le falta El Soplo Divino. Yo lo creé pero debo darle vida. No funciona solo. Debo ponerlo a funcionar. Debo insuflarle aliento de vida. Debo soplarle la nariz. Y dice el Génesis que Dios le sopló la nariz con su aliento y fue el hombre un ser viviente.

Hasta Dios se dio cuenta de que su propia creación no funcionaba sola. Hasta Dios notó que hacia falta su participación para que funcionara, se percató de que sin él no funcionaría. Y se apresuró a darle a su creación de lo que él tenía para darle, un soplo, pero no se trata de un soplo cualquiera, se trata de un soplo Divino para el cual Dios ya estaba preparado.

Para entonces ya todos los animales estaban creados, pero Dios consideró que nadie soplaba como él

Qué buen símil para ayudar a mi amiga gerente del banco. Su negocio no funcionará solo. No existen fórmulas para que los negocios funcionen solo. Es INDISPENSABLE QUE ALGUIEN LO PONGA A FUNCIONAR. Y usted necesita estar preparado para insuflarle su soplo divino. Y su negocio será un ser viviente.

Después usted lo puede dejar solo, lleno de vida, pero antes debe darle vida.

Los negocios son el reflejo de su dueño, son el resultado del soplo del dueño, son la consecuencia de la vida que le inyecte el dueño. Y crecen y se desarrollan a imagen y semejanza del dueño. Si el dueño es desordenado, sus negocios son desordenados, si el dueño es codicioso, su gente terminara sacándole el último centavo de su bolsillo, si el dueño es honesto, su negocio será reconocido como tal, si es visionario, sus negocios crecerán esparciendo más negocios y riqueza a todos, Si es tímido, habrá un tímido negocio.

Todo emprendedor de negocio debe entender desde el principio que su negocio deberá recibir su aliento Divino. Y que debe prepararse para eso. Si emprende su negocio sin preparación, su negocio no cobrará vida y morirá. Porque su soplo será de segunda calidad.

El aliento que le puede insuflar un propietario no necesariamente es el mismo que el aliento de otro propietario. Los propietarios deben prepararse para poder crecer ellos mismos. De eso dependerá la calidad del Aliento Divino que serán capaces de soplar en la nariz de sus negocios.

Crear el muñeco de barro y dejarlo ahí no es suficiente. Hasta Dios se dio cuenta de eso.

Los emprendedores de negocios deben crecer, crecer y crecer sin parar. De esa manera sus negocios crecerán, y crecerán, y crecerán.

De la calidad del crecimiento del dueño será la calidad del crecimiento de su negocio. Los negocios son de la estatura del dueño. No existe un negocio más grande que su propio dueño. Tampoco existe un negocio más pequeño que su dueño. Su negocio es del tamaño de usted. Y es usted quien debe echar a andar su negocio. No hay manera de que su negocio ande solo al principio, pero usted debe preparar su negocio para que ande solo después. Y usted debe prepararse para eso, para darle a su negocio vida autónoma.

Jorge Ascanio
Ingeniero, profesional de reconocido prestigio en el mundo empresarial. Conferencista motivacional de amplia trayectoria empresarial.


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2