Usted es un imán viviente: atraiga aquello que está en armonía con sus pensamientos dominantes

Esta ley puede convertirse en buena o mala noticia, dependiendo de su actitud y pensamientos dominantes, ya que éstos son los que determinan qué atraerá usted a su vida.

Esta es una de las leyes que explica una gran parte del éxito y el fracaso en su vida personal y en sus negocios. Todo lo que tiene en su vida usted lo ha atraído por su manera de pensar. Sus amigos, su familia, sus relaciones, su trabajo, sus problemas y sus oportunidades han llegado a su vida por su modo habitual de pensar en cada una de esas áreas.

En el campo de la música hay un ejemplo claro de esta ley, conocido como el “principio de la resonancia simpática”. Este principio dice que si se ponen dos pianos separados en una habitación grande y se golpea en uno de ellos la nota “DO”, se puede ir rápidamente al otro piano y observar que en éste también está vibrando la nota “DO” con igual intensidad que la cuerda hermana del primer piano.

De igual manera, usted tiende a conocer y relacionarse con personas y situaciones que vibran en armonía con sus pensamientos y sentimientos predominantes. Si mira cada uno de los aspectos de su vida, tanto positivos como negativos, se dará cuenta que todo su mundo ha sido fabricado por usted y que cuanta más carga emocional ponga en un pensamiento, mayor será la intensidad de la vibración y más rápidamente atraerá hacia usted las personas y las situaciones que sean afines a dicho pensamiento.

Si hasta ahora usted siente que ha atraído a su vida cosas que no quisiera experimentar, lo único que debe hacer es examinar qué actitudes o pensamientos han atraído estas cosas para deshacerse de dichos pensamientos, ya que usted puede cambiar su vida, cambiando su forma de pensar.

Cuando desarrolla un deseo ardiente por el éxito financiero y piensa en eso todo el tiempo, usted genera un campo de fuerza de energía emocional que atrae a la gente, a las ideas y a las oportunidades a su vida, ayudándole a convertir sus objetivos en realidad.

Esta ley siempre está actuando a su alrededor. ¿No le ha sucedido alguna vez que está pensando en un amigo y el teléfono suena, con él al otro lado de la línea? ¿O que finalmente toma la decisión de hacer algo, e inmediatamente comienzan a llegarle las ideas y la ayuda para hacerlo realidad? Su mente es entonces como un imán que atrae limaduras de hierro.

Muchas personas nunca inician un camino porque desconocen cómo llegar a donde desean llegar. Sin embargo, la ley de la atracción nos dice que no es necesario saber todas las respuestas antes de comenzar. Siempre que tenga claro lo que quiere y las personas con las cuales le conviene asociarse, terminará atrayéndolas hacia su vida.

¿Se ha dado cuenta que la gente alegre y feliz parece siempre atraer a otra gente alegre y feliz y que la persona que posee conciencia de prosperidad parece siempre encontrar ideas y oportunidades para hacer dinero? ¿O que los vendedores optimistas y entusiastas atraen a los mejores clientes y logran los mejores negocios?

Así que mire su vida financiera actual y analice cómo armoniza con sus pensamientos. Quédese con todo el crédito por todas las cosas buenas en su vida. Esas están ahí porque usted las ha atraído hacia usted. Después, mire las que no le gusten y asuma toda la responsabilidad por ellas, también. Están ahí porque usted tiene ciertas fallas en su manera de pensar. Determine donde está la falta y tome decisiones sobre lo que va a hacer al respecto.

Brian Tracy
http://www.elexito.com


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com