El guerrero de la luz siempre consigue equilibrar Rigor y Misericordia. Para alcanzar su sueño, necesita una voluntad firme y una inmensa capacidad de entrega.

Aun cuando tenga un objetivo, no siempre el camino para lograrlo es el que se imagina.

Es por eso que el guerrero usa la disciplina y la compasión. Dios jamás abandona a sus hijos – pero Sus designios de la Providencia son insondables, y Él construye nuestro camino usando nuestros propios pasos.

Usando la disciplina y la entrega, el guerrero no deja que sus gestos se transformen en rutina. El hábito nunca puede gobernar movimientos importantes.

FUENTE: http://www.paulocoelho.com
“Guerrero de la Luz Online, publicación de www.paulocoelho.com.br

Sant Jordi Asociados Agencia Literaria S.L
http://www.santjordi-asociados.com
Traducido por Montserrat Mira