Bio-reingenieria Corporativa: Un paso más allá de la Reingeniería

El modelo biológico de transformación empresarial, ofrece un instrumento de desarrollo organizacional que conjuga la racionalización (reformulación), con la cirugía (reestructuración), la ecología (revitalización) y el espíritu (renovación).

Las teorías sobre Reingeniería parecen estar tomando fuerza en el mundo empresarial y cada día se presentan nuevos afinamientos a la tesis central de Michael Hammer, que introdujo una revolución en la forma de hacer negocios.

En esta oportunidad, se hace referencia a un nuevo ingrediente aportado por Francis Gouillart y James Kelly, en su reciente trabajo “Transforming the Organization”, cuya tesis central es que las empresas si quieren mantener o adquirir una posición de liderazgo, tienen que transformarse y no simplemente, modificar sus procesos o su gestión gerencial. Es el giro del simple cambio o la transformación, que brinda un interesante valor agregado a la tesis sobre Reingeniería: "Colocar el cambio dentro del contexto cultural de la empresa". Se trata de la transformación empresarial, integralmente considerada.

Se considera que para cambiar una empresa, no se puede simplemente administrar terapias individuales a procesos y/o recursos físicos, humanos y tecnológicos, sin explorar el impacto que estas medidas puedan tener en el resto de la organización. Lo que se persigue es integrar bajo una perspectiva mas amplia, campañas tradicionalmente independientes como aquellas dirigidas a mejorar procesos, optimizar el uso de la tecnología y modificar la actitud del recurso humano, utilizando como vehículo el comparar las empresas con organismos vivos, bajo la premisa que las sociedades, al igual que los seres vivientes, nacen, crecen, maduran, envejecen, se enferman, se recuperan y mueren. Las compañías, como las personas tienen su propio carácter: Unas son mas inteligentes, algunas son mas sólidas, otras mas rápidas y proactivas, etc. En resumen rasgos que son aplicables a las personas, también lo son a las empresas.

El reto empresarial consiste en mantener un sano equilibrio en todos los componentes de la organización, dentro del proceso de transformación corporativo, reemplazando el enfoque mecanicista por un integral y orgánico, que haga mas competitivos los rasgos genéricos de la compañía. La gran diferencia entre la empresa moderna y aquella conformada sobre las bases de la sociedad industrial, se encuentra en el enorme grado de interconectividad verbal y escrita de sus componentes; actualmente, se habla de la era de la informática y últimamente de la era del conocimiento. En una entidad bancaria; por ejemplo, la toma oportuna de decisiones se fundamenta en la disponibilidad de información y en el conocimiento del cliente. La tecnología, por tanto debe estar al alcance de quienes toman las decisiones, no en forma parcial, sino mediante aplicaciones que permitan visualizar integralmente todos los negocios del cliente.

Para demostrar la tesis; Gouillart y Kelly adoptan un modelo al que lo denominan el Modelo Biológico de transformación empresarial, que comprende cuatro grandes terapias, a saber:

  1. REFORMULAR LA MENTE CORPORATIVA
  2. RESTRUCTURAR EL CUERPO DE LA ORGANIZACION
  3. REVITALIZAR LA COMPAÑIA EN EL MEDIO AMBIENTE QUE SE DESEMPEÑA
  4. RENOVAR EL ESPIRITU DE LA FIRMA

Mente, cuerpo, medio ambiente y espíritu corporativo, constituyen los elementos sobre los cuales deben trabajar los líderes de las empresas, para que en forma equilibrada se produzca una transformación. A continuación se expone cada una de las terapias aplicadas a los citados elementos.

1. REFORMULAR LA MENTE CORPORATIVA

Se requiere reunir a través de toda la organización, la energía mental necesaria para alimentar el proceso de transformación.

Esa energía no se logra por si sola, sino con la apropiada definición de una visión corporativa que le de mayor motivación al trabajo y el reconocimiento de parámetros que permitan calificar el nuevo desempeño de la empresa. Claros ejemplos de visión corporativa se encuentran en Bill Gates (Microsoft Corporation), quien predijo que el futuro de la tecnología se encuentra en el software y no el en el hardware o en Ted Turner (Cadena de Noticias de Estados Unidos - CNN), quien visualizó el negocio de las noticias como algo global. Es por tal motivo que se convierte en tarea de presidentes y gerentes preguntarse como quieren ver sus empresas en el término de cinco a diez años, comunicar esa visión a sus empleados y reconocer los principales indicadores que permitan medir el desempeño de la empresa, frente a su competencia.

La reformulación del pensamiento corporativo y su implementación, es una tarea que viene acompañada de riesgos, si se la compara con el desarrollo corriente de los negocios; implica, transportarse mas allá de las fronteras, en la que tradicionalmente se ha movido la empresa. Se tiene el caso de firmas que deciden incursionar en el mercado internacional o de aquellas que quieren expandir sus actividades mediante la adquisición de otra compañía. Ciertamente el mercado internacional impone otra cultura de hacer negocios y el operar en otra compañía expandida, no es lo mismo que actuar en una empresa de menor tamaño. Lo anterior implica una readecuación mental del personal de la empresa para materializar esa nueva visión.

Vista desde otro ángulo, la reformulación es el aprovechamiento de oportunidades que no se habían reconocido, porque nadie se había tomado el trabajo de reconciliar los valores existentes en el interior de la empresa, con las oportunidades que el mercado le estaba brindando. Finalmente, la reformulación debe conducir a medir los nuevos resultados derivados de la definición de la nueva visión corporativa. La adquisición de una empresa por parte de otra, debe reportar beneficios en materia de expansión de negocios y ahorro de costos, de forma tal que al sumar uno mas uno no debe resultar dos sino algo mas de dos; de otra manera, la adquisición no tendría mayor sentido.

2. RESTRUCTURAR EL CUERPO DE LA ORGANIZACION

En los seres humanos existe una clara relación entre la mente y el cuerpo, entre el pensamiento y la acción. Una persona puede tener magníficas ideas que no se materializan, hasta que a las mismas no se les de una dinámica mediante la comunicación verbal o la acción física. De igual manera, las empresas pueden tener definida su visión y los empleados haber asimilado mentalmente el proceso de cambio; sin embargo, los resultados no se verán, hasta que estos pensamientos se conviertan en acciones.

La reestructuración organizativa tiene que ver con los recursos físicos (planta, equipos, oficinas, etc.) y con los procedimientos aplicados, para hacer las tareas y ofrecer los servicios. A las firmas que no se preocupan por mantener sus plantas les puede pasar lo que a los seres humanos cuando padecen de escoliosis. Aquellas que no revisan sus procesos, pueden sufrir de duplicaciones, de trámites engorrosos y papeleos, lo que podría compararse con la obesidad.

La reestructuración debe empezar por el reconocimiento de las fuentes de valor: el costo que representa cada una de las actividades y los beneficios que las mismas reportan. En un banco; por ejemplo, el servicio de cuenta corriente constituye un elemento de valor en razón a que el mismo facilita los recursos para ser colocados entre la clientela. El manejo de dichas cuentas tiene costos como encajes, inversiones forzosas, sueldos de cajeros, canje, microfilmación, procesamiento electrónico, etc. La labor de la gerencia consiste en identificar cuales de esas cuentas representan beneficios y cuales no.

Carlos F. Bejarano Padilla
http://www.gestiopolis.com


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com