Luces, cámara, ¿acción?

Puedo confesarles con absoluta franqueza que soy un fanático del cine. Sobre todo de las películas que dejan algo en tu vida. Me considero un crítico de cine, pero no de actores, ni del guión, ni del montaje, maquillaje o fotografía, sino más bien del mensaje. Me gusta sacarle el mayor jugo posible y situarme en la mente del director sobre lo que nos quería transmitir.

Ahora que es verano, aquí en México, están saliendo películas nuevas como pan caliente. Filmes que van desde Hulk, Lección de honor, La guardería de papá o hasta Enlace mortal. Después de ver esta última, un amigo me comentaba el interés que tenía en hacer un cortometraje y en ton de broma me platicaba que ya tenía la cámara, las luces pero que le faltaba la ACCIÓN. Dar el paso de ponerse a escribir o a conseguir una buena historia y claro, pasar a la grabación.

Deje pasar ese comentario como cualquier otro, pero al reflexionar un poco más, me di cuenta de una realidad que vivimos a toda hora y en todo lugar: La diferencia de ser exitosos, sea en el campo que sea, es dar ese brinco final a nuestra meta o poner la última piedra. No me quiero referir siquiera a las personas que no lo intentan. Hablo de aquellos que a un paso de conquistar sus más anhelados sueños, por flojera, pesimismo, miedo al fracaso o búsqueda de recursos, prefieren dejar su idea en el baúl de los recuerdos.

¡Si acaso supieran de las maravillas que se están perdiendo! Por que parece tonto arriesgarse por un sueño, por un objetivo que no sabremos qué resultado arrojará. Parece ilógico invertir miles de dólares o miles de minutos en una idea, pero me suena más ilógico dejarla pasar. Desgraciadamente no existe todavía una máquina del tiempo o una gitana con una bola mágica para demostrarnos lo que nos deparará el futuro. Y le doy gracias a Dios que no tenemos esos recursos, por que si así fuera, no existirían los riesgos, y por lo tanto, no se disfrutarían los triunfos y a lo mejor no habría completa realización personal.

Estamos plenamente conscientes que las personas que han tenido un éxito rotundo, han sido las que han puesto las manos en el fuego por sus sueños y que han decidido lanzarse a la aventura de dar ese último paso, suceda lo que suceda. Desgraciadamente cuando nos toca a nosotros tomar esa decisión, a la hora de la hora, le sacamos la vuelta y nos conformamos con: “está muy complicado, nunca lo voy a hacer”.

Eso se da normalmente porque tal vez nuestro sueño nos emocione o nos alegre un poco, pero si no estamos dispuestos a dar gran parte de nuestra vida para conquistarlo, significa que no tenemos la motivación suficiente para vencer los obstáculos que se interpongan en el camino. Y desgraciadamente sin motivación, no hay acción, y sin acción no hay resultados.

Por eso hay que estar en búsqueda constante de nuestros sueños, pero también hay que ponerlos sobre papel, bien dicen que la pluma es más potente que la mejor memoria. Ponerle una fecha, lugar, momento, circunstancia, inclusive hasta podríamos visualizar qué ropa usaríamos el día que cumplamos dicha meta. Sería conveniente agregar en una columna todos los problemas que pueden venir con dicho proyecto, por más extraños que parezcan, y también los recursos con los que contamos. Si después de darle fecha, analizar los pros y contras y encontrar realmente el beneficio o el fondo que queremos conseguir al cumplimiento de nuestro sueño, todavía seríamos capaces de dar parte de nuestra vida para cumplirlo ¡Adelante! Vamos por buen camino, de lo contrario, habría que checar. punto por punto, qué es lo que nos hace titubear para dar esa ACCIÓN final.

Como dice Anthony Robbins, “lo que cambiará tu vida no es el saber más, sino las decisiones que tomes y las acciones que emprendas”. De nada sirve la teoría, sino lo llevamos a la práctica, de nada sirve competir en una carrera si paramos antes de llegar a la meta, de nada sirve tener las luces y la cámara lista, si no damos el grito de ¡Acción!

David Montalvo
Escritor y conferencista, Certificado en "Coaching" por el Instituto de PNL de Monterrey


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2