Las diez señales para la acción (parte 2)

6. DESILUSIÓN. La desilusión puede ser una emoción muy destructiva si no la afronta con rapidez. Se trata de la devastadora sensación de sentirse "desinflado" o de que algo se le va a escapar a uno para siempre. Cualquier cosa que le haga sentirse triste o derrotado como resultado de esperar más de lo que consigue, produce desilusión.
EL MENSAJE:
El mensaje que ofrece la desilusión es el de que, probablemente, no va a producirse una de las expectativas que usted tenía (un objetivo que realmente deseaba alcanzar), por lo que ha llegado el momento de cambiar sus expectativas y hacerlas más apropiadas a la situación, y emprender la acción para establecer de inmediato y alcanzar un nuevo objetivo. Y ésa es precisamente la solución.
LA SOLUCIÓN:
La solución a la desilusión consiste en:
a) Imaginar inmediatamente algo que pueda aprender de esta situación y que le ayude en el futuro a alcanzar eso mismo que anda usted persiguiendo.
b) Establecer un nuevo objetivo, algo que sea incluso más inspirador y hacia lo que pueda realizar un progreso inmediato.
c) Darse cuenta de que quizás esé juzgando demasiado pronto. Las cosas por las que se siente desilusionado suelen ser desafíos temporales.Como ya fue dicho, usted y yo necesitamos recordar que los retrasos de Dios no son sus negativas. Es posible que se encuentre usted en lo que yo denomino "tiempo de espera". A menudo, la gente se predispone para la desilusión al establecer expectativas completamente irreales. Si va y planta una semilla hoy mismo, no puede regresar mañana con la esperanza de ver un árbol.
d) Una cuarta gran solución para afrontar la desilusión consiste en darse cuenta de que una situación no ha terminado todavía, y que es necesario desarrollar más paciencia. Vuelva a evaluar por completo lo que desea realmente, y empiece a desarrollar un plan más efectivo para conseguirlo.
e) El antídoto más poderoso para la emoción de la desilusión consiste en cultivar una actitud de expectativa positiva acerca de lo que sucederá en el futuro, independientemente de lo que haya ocurrido en el pasado.

7. CULPA. Las emociones de culpa, lamentación y remordimiento se encuentran entre aquellas que los seres humanos evitan más en la vida, y eso es valioso. Se trata de emociones dolorosas, pero también ellas cumplen una función valiosa, que sólo es aparente una vez que hemos escuchado el mensaje que nos transmiten.
EL MENSAJE:
La sensación de culpa le dice que ha violado uno de sus propios y elevados criterios, y que tiene que hacer algo inmediatamente para asegurarse de no volver a violar ese criterio en el futuro. Si recuerda anteriormente se ha dicho que alguien obtiene apalancamiento cuando vincula dolor a algo. Si se vincula un dolor intenso a un comportamiento, esa persona terminará por cambiarlo, y el apalancamiento más fuerte es el dolor que podemos causarnos a nosotros mismos. La culpa constituye el apalancamiento definitivo para que mucha gente cambie su comportamiento. No obstante, algunas personas tratan de afrontar su culpa negándola o suprimiéndola. Desgraciadamente, eso no suele funcionar. La culpa no desaparece, sino que se fortalece más.
El otro extremo consiste en rendirse y sumergirse en la culpa. Donde empezamos a aceptar el dolor y experimentamos una incapacidad adquirida
No es ése el propósito de la culpa, diseñada, una vez más, para impulsarnos hacia la acción capaz de crear el cambio. La gente no logra comprenderlo así y a menudo experimenta tanto remordimiento por algo que hizo que incluso se permite sentirse inferior durante el resto de sus vidas. Y ése no es el mensaje de la culpa, que aparece para asegurarse de que o bien evita comportamientos, a partir de la certeza, que éstos conducirán a la culpa, o, si ha violado ya su propio criterio, aparece para inducir suficiente culpa como para que vuelva usted a comprometerse con un criterio más elevado. Una vez que haya enderezado el viejo comportamiento por el que se sentía culpable, y sea sincero y consistente, continúe adelante.
LA SOLUCIÓN:
a) Reconocer que, de hecho, ha violado usted un criterio fundamental propio.
b) Comprometerse absolutamente a lograr que ese comportamiento no vuelva a producirse en el futuro. Ensaye en su mente cómo, si pudiera volver a vivir la situación, podría enfrentarse con ella de una forma que sea consistente con sus propios y elevados criterios personales. Al comprometerse, más allá de cualquier sombra de duda, con la decisión de no permitir que es comportamiento vuelva a producirse, tiene derecho a desprenderse de su culpa. En tal caso, la culpa ha servido para su propósito: impulsarle hacia un criterio más elevado en el futuro. Utilícela, y no se deje absorber por ella. Algunas personas se castigan mental y emocionalmente porque no logran cumplir con los criterios que han establecido para sí misma en virtualmente todos los aspectos de su vida.

8. INADECUACIÓN. Este sentimiento de "no ser digno de" aparece cada vez que tenemos la sensación de no poder hacer algo que deberíamos ser capaces de hacer. El desafío, claro está, consiste en que a menudo hemos establecido una regla completamente injusta para determinar si somos inadecuados o no. En primer lugar, comprenda el mensaje que le transmite la sensación de inadecuación.
EL MENSAJE:
El mensaje es que, en la actualidad, no alcanza usted el nivel de habilidad necesaria para la tarea a llevar a cabo. Le está comunicando que necesita más información, comprensión, estrategias, herramientas o confianza en sí mismo.
LA SOLUCIÓN:
a) Pregúntese: "¿Se trata realmente de una emoción apropiada para que la sienta en esta situación? ¿Soy realmente inadecuado, o tengo que cambiar acaso la forma en que percibo las cosas?". Quizá se haya convencido a sí mismo de que, para sentirse adecuado, tiene que salir al escenario y superar lo que hace Michael Jackson. Se trataría, probablemente, de una percepción inapropiada. Si su sentimiento está justificado, el mensaje de la inadecuación es que necesita encontrar una forma de hacer algo mejor de lo que ha estado haciéndolo. EN tal caso, la solución también es evidente:
b) Cada vez que se sienta inadecuado, aprecie el valor que eso le transmite para cambiar. Recuerde que no es usted "perfecto", y que tampoco tiene por qué serlo. Al darse cuenta de ello, puede empezar a sentirse adecuado en el momento en que decida comprometerse con CANI, la mejora constante e interminable en ese ámbito concreto.
c) Encuentre un modelo a imitar, alguien que sea efectivo en el ámbito en el que usted se siente inadecuado, y obtenga algo de entrenamiento de esa persona. El proceso de decidir dominar este ámbito de su vida y realizar incluso pequeños progresos, ya es suficiente para lograr que una persona que se siente incapaz de hacer una cosa empiece a convertirse en alguien que está aprendiendo. Esta emoción es crítica porque, cuando la persona se halla en este estado anímico, tiende a caer en la trampa de la incapacidad adquirida y empieza a considerar el problema como algo insuperable. No podría haber una mentira mayor que ésta. No es que usted esté incapacitado. Puede que no haya sido entrenado. O que no tenga habilidad en un ámbito en particular, pero en modo alguno es lo que piensa. LA capacidad para la grandeza es algo que lleva en sí mismo incluso ahora.

9. SOBRECARGA O SATURACIÓN. La aflicción, la depresión y la impotencia no son más que expresiones de sentirse sobrecargado o abrumado. La aflicción se produce cuando se tiene la sensación de que no hay ningún significado capacitador en algo que ha ocurrido, o de que su vida se ve impactada negativamente por las personas de su control. Las personas que se encuentran en este estado de ánimo se sienten abrumadas y a menudo empiezan a sentir que nada puede cambiar la situación, que el problema es demasiado grande, que es permanente, omnipresente y personal. La gente se deja arrastrar hacia estos estados emocionales cuando percibe el mundo de una forma que le hace sentir que ocurren muchas más cosas de las que es capaz de afrontar, por lo que el ritmo, la cantidad o la intensidad de las sensaciones parece abrumadora.
EL MENSAJE:
El mensaje que le transmite este preocupación es que necesita volver a evaluar lo que es más importante para usted en estos momentos. Se siente abrumado porque está tratando de afrontar demasiadas cosas al mismo tiempo, porque intenta cambiarlo todo de la noche a la mañana, y la sensación de impotencia perturba y destruye más la vida de la persona que cualquier otra cosa.
LA SOLUCIÓN:
Debe desarrollar inmediatamente una sensación de control sobre su propia vida. Para hacerlo así, simplemente:
a) De entre todas aquellas cosas que afronta en su vida, decida cuál es prioritaria.
b) Ahora, anote todas las cosas que para usted sea importante conseguir, y colóquelas por orden de importancia. El simple hecho de anotarlas en un papel le permitirá experimentar la sensación de estar controlando lo que sucede.
c) Aborde lo primero que aparece en su lista, y continúe emprendiendo la acción hasta que lo haya dominado. En cuanto haya dominado un ámbito en particular, empezará a desarrollar impulso propio. Su cerebro empezará a darse cuenta de que se ha hecho usted con el control de las cosas, de que ya no se siente sobrecargado, abrumado o deprimido, de que el problema no es permanente y de que siempre se le ocurrirá una solución.
d) Cuando piense que ya es hora de desembarazarse de una emoción abrumadora como la aflicción, enfoque la atención sobre aquello que pueda controlar, y dése cuenta de que en todo ello debe existir algún significado capacitador, aun cuando no lo pueda comprender todavía. Nuestra autoestima va unida a menudo a nuestra habilidad para controlar el ambiente que nos rodea. Cuando creamos en nuestras propias mentes un ambiente que ejerce exigencia demasiado intensas y simultáneas sobre nosotros, nos sentimos sobrecargados. Pero también disponemos del poder para cambiar eso enfocando la atención sobre aquello que podemos controlar y afrontándolo paso a paso.

10. SOLEDAD. Cualquier cosa que nos haga sentirnos solos, asilados de los demás, pertenece a esta categoría. ¿Se ha sentido alguna vez realmente solo? No creo que exista nadie que no lo haya experimentado alguna vez.
EL MENSAJE:
El mensaje de la soledad es que necesita relacionarse con la gente. Pero ¿qué significa el mensaje? A menudo , la gente piensa que eso significa mantener una relación sexual, o llegar a intimar con alguien rápidamente. Luego, se siente frustrada, porque, aunque tiene intimidad, sigue sintiéndose sola.
LA SOLUCIÓN:
a) La solución a la soledad consiste en darse cuenta de que puede usted salir establecer una relación inmediatamente, y terminar así con la soledad. En todas partes ay personas solícitas para con las demás.
b) Identifique el tipo de relación que necesita. ¿Es acaso una relación íntima? Quizá solo se trate de una buena amistad, o de alguien que le escuche, o quien hablar y reír. Tiene que identificar cuáles son sus verdaderas necesidades. Una tercera forma e cambiar su estado emocional cuando se sienta solo consiste en:
c) Recordar aquello que haya de bueno en el hecho de sentirse solo, y que significa: "Realmente me preocupo por la gente, y me encanta estar con ella. Necesito descubrir qué clase de relación debo establecer con alguien hora mismo, y luego emprender una acción inmediata para que eso se produzca".
d) A continuación, emprenda una acción inmediata para salir relacionarse con alguien.

Así pues, aquí tiene una lista de las diez señales para la acción. Como puede ver, cada una de estas emociones le ofrece mensajes capacitadores y un llamamiento para cambiar o bien sus percepciones falsas y limitadoras, o bien sus procedimientos inadecuados, es decir, su estilo de comunicación o sus acciones.

Abel Cortese
Consultor externo. Publicista. Escritor e investigador. Instructor en Talleres prácticos de "Entrenamiento en Inteligencia Emocional". http://www.inteligencia-emocional.org


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2