El guerrero de la luz no siempre tiene fe. Hay momentos en los que no cree absolutamente en nada.

Y pregunta a su corazón: “¿Valdrá la pena tanto esfuerzo?”

Pero el corazón continúa callado, y el guerrero tiene que decidir por sí mismo.

Entonces busca un ejemplo. Y recuerda que Jesús pasó por algo semejante – para poder vivir la condición humana en toda su plenitud.

“Aleja de mí este cáliz”, dijo Jesús. También Él perdió el ánimo y el valor, pero no se detuvo.

El guerrero de la luz continúa sin fe.

Pero, aún así, sigue adelante, y la fe termina volviendo.

FUENTE: http://www.paulocoelho.com
“Guerrero de la Luz Online, publicación de www.paulocoelho.com.br

Sant Jordi Asociados Agencia Literaria S.L
http://www.santjordi-asociados.com
Traducido por Montserrat Mira