Facilitando el aprendizaje profesional

La facilitación consiste en hacer más fácil la activación, hacer posible determinada acción, cumplir con un proceso o lograr un objetivo. Es la creación de espacios que posibiliten el afloramiento de los recursos que cada individuo ya posee a través de actuaciones conjuntas, cuyos resultados serán cualitativamente superiores a la simple suma de las actuaciones individuales (sinergia).

Partimos que las personas, futuros facilitadores de capacitación, ya cuentan con todo el conocimiento y los elementos necesarios; que están plenamente capacitadas para hacer las cosas; to que tenemos que aprender es a hacer que esas cosas funcionen.

Saber cómo gira un tornillo permite, entre otras cosas, saber cómo construir una mesa; pero no resulta tan "sencillo" dominar algunas competencias didácticas para formar facilitadores.

Así que: ¿Cómo aprender a ser un facilitador de formación o capacitación?. Partiendo de lo que los participantes ya traen (sus experiencias, conocimientos y recursos) este programa de Formación para Facilitadores de Capacitación Profesional pretende dar respuesta a las necesidades crecientes de perfeccionamiento y actualización técnica del especialista para transformarlo en un facilitador.

El proceso de enseñanza y aprendizaje ha experimentado grandes cambios en los últimos años. Además de la "formación de conocimiento", hoy en día, el énfasis esta puesto en el desarrollo de capacidades profesionales y actitudes personales para el desempeño de esas habilidades. Se espera que los facilitadores ejerzan un rol polifuncional y se les exige cada día ser más versátiles en su preparación y práctica profesional.

Un Programa Formador de Facilitadores debe diseñarse para un estado de cambio permanente capaz de responder adecuadamente a:

  1. El cambio en que se encuentra el mismo proceso de enseñanza / aprendizaje; y
  2. Los estándares de habilidades y conocimientos requeridos por el mercado del trabajo para la practica profesional a ocupacional de los destinatarios de sus acciones de formación

LA ESENCIA DEL FACILITADOR:
Un "Facilitador de Capacitación" eficiente y efectivo requiere desarrollar un perfil personal peculiar en función de: i) saber proporcionar criterios de rendimiento claros, ii) impartir, iii) evaluar y iv) mejorar los programas de aprendizaje más allá de transferir algunos conocimientos o desarrollar algunas habilidades para el desempeño.

Se trata, de forjar un espíritu que desafié el limite auto impuesto por cada participante de sus cursos para elevarlo a su máximo nivel de rendimiento y autosatisfacción.

El Facilitador:

  • Planifica sistemáticamente acciones de formación con el propósito de desarrollar competencias profesionales de los destinatarios.
  • Programa su actuación (proceso de enseñanza-aprendizaje) de manera flexible coordinándola con el resto de las acciones formativas y necesidades de la organización de los destinatarios, de acuerdo con las demandas del entorno.
  • Implementa las acciones formativas proporcionando oportunidades de aprendizaje adaptadas a las características individuales de los participantes.
  • Evalúa los procesos y resultados del aprendizaje, verificando el grado de logro de los objetivos establecidos, con el propósito de mejorarlos.

LA FORMACIÓN DEL FACILITADOR:
El programa no debe estar limitado por contenidos temáticos ceñidos a un área de competencia ocupacional especifica. Además de saber como presentar ejercicios de entrenamiento, los facilitadores deben poder:

  • Inspirar confianza,
  • Animar y motivar a sus alumnos con eficiencia,
  • Planificar un curso formativo en los nuevos contextos de enseñanza de formación profesional u ocupacional.

Los programas de formación para facilitadores de capacitación deben ser experiencias altamente participativas donde los asistentes se familiaricen con el uso de dinámicas de grupo innovadoras, diseño y producción de materiales didácticos útiles y atractivos, aprovechamiento inteligente de los recursos de multimedia y las nuevas tecnologías de la información (TI), incluyendo las facilidades de la teleinformática y la telemática.

En un mundo cada vez "más pequeño", los desafíos de la educación profesional son cada vez "mas grandes". Los Facilitadores de Capacitación, como actores de la "nueva educación" para el trabajo, deben ser formados con una esencia superior al de un "instructor". El proceso de formación de un facilitador es un proceso verdadero de autentica inspiración actitudinal.

Asunción Trigo Cervero
Lic. en Ciencias de la Educación,
c/especialidad en Orientación Profesional Universidad de Sevilla
http://www.justoahora.com


Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com