El Carácter

Cuando recorremos la vida de quienes a través de la historia han logrado trascender y dejar una semilla que germina en los hombres y mujeres de todos los tiempos, encontramos que su primera gran victoria fue sobre ellos mismos.

Cuando se pregunta si el líder nace o se hace, cada vez estamos más seguros al responder que el líder se hace; sin embargo, ese desarrollo de habilidades de liderazgo (no confundir sólo con habilidades gerenciales) puede lograr que las personas lleguen a la cima del éxito, pero tan solo la fuerza de su carácter le podrá mantener allí, a través de la historia.

Al hablar de la historia no es necesario que usted como líder deba trascender en millones de seres humanos. Es posible que su trabajo o actividad no le permita llegar a muchas personas y que por ello usted no sea un líder "público", pero ¿qué más regalo, que usted deje en el espíritu de sus hijos o de aquellos seres a quien usted tanto ama, esa huella que no puede ser borrada y que queda acuñada en el alma de los seres a los cuales usted logro "toca"´, manteniéndose a través del tiempo en nuevas generaciones? Esa será su historia.

Deberá preocuparse más de su carácter que de su reputación o posición. El carácter es lo que usted es en realidad, mientras que su reputación es tan solo lo que los demás creen de usted. Es por ello, que millones de personas antes de dormir, sienten que no son lo que los demás piensan que son y que, en realidad, viven una comedia.

El término carácter nace de una palabra latina que significa "signo" o "marca" y es por ello que los líderes verdaderos logran "marcar" o dejar su huella imborrable.

Usted es lo que lleva dentro. Sus valores le hacen actuar y hablar de tal forma que las personas le podrán ver como alguien transparente o solamente como un individuo hábil en profesar y débil en aplicar.

Algunos líderes que he conocido a través de mi vida, han marcado mi historia y he podido reconocer algunas de las cualidades que conforman su carácter.

  1. Han comprendido la importancia del significado y el sentimiento: Estas personas han logrado despertar un sentido a las acciones de quienes logran liderar, entendiendo que sin un significado en la vida, no tiene ningún valor emocional actuar. Cuando perdemos el sentido o significado de nuestra vida, no hay propósito que logre mover la fuerza del corazón. Muchas de las personas que se sienten sin compromiso ante su trabajo, su pareja o hacia sí mismas, es porque han perdido ese sentido de lo que hacen.
  2. Todos sus pensamientos y acciones están relacionadas con el servicio: El liderazgo centrado en los demás, actúa firmemente en función del permitir que los seguidores del líder llenen sus necesidades.
  3. Han entendido el valor de la disciplina: Al tener claro lo que son, tienen más claro lo que desean y hacia dónde van. Es por ello que nada los distrae. Renunciar no es una palabra que estos líderes emplean.
  4. La integridad les diferencia: La integridad se define como la actitud honrada y digna de respeto o la condición entera o completa. La integridad del líder permite construir la confianza que empuja a las personas a creer. La única forma de recuperar la confianza en los líderes de hoy, es que éstos, recuperen la fe o credibilidad en ellos, y una forma realmente efectiva es mostrándose como son. La incongruencia del líder será castigada por la deslealtad de quienes un día decidieron seguirle.
  5. Prometen y cumplen: La fidelidad nace de sí mismo. Cuando el líder es maleable y cambiante genera unos estados absolutos de desconfianza en sus seguidores, ya sean sus alumnos, empleados o hasta sus propios hijos. Si el líder a la mitad del sueño decide cambiar y moverse tan solo por que sí, entonces su gente seguramente le siga pero no le crea.
  6. Se enfocan en la familia: Cuando un líder triunfa públicamente, pero dentro de su casa ha destruído un hogar, es factible que haya perdido el sentido de familia. El líder real, no sólo entiende el valor de su familia sino también el valor de la familia de las personas a las que lidera. Y les invita a centrar su corazón en ese norte.
  7. Comprenden el valor del conocimiento: El líder que trasciende se compromete seriamente con el permanente cambio y aprendizaje. Cuando se abandona a la suerte de las ideas pasadas o simplemente cree que ya lo sabe todo, desde ese momento su poder transformador perderá valor. Aprende y enseña, corrige y educa. Se equivoca y perdona. Recuerda que si errar es humano, perdonar es divino.
  8. Escucha al espíritu: Estos líderes han logrado una poderosa alianza entre su mente, su cuerpo y su espíritu. Sin entrar en los fanatismos destructores, logran trascender en la vida espiritual de los demás e invitan para que el significado de la vida no sea simplemente material. Muchos de los resultados en las empresas y muchos países, están poderosamente asociados con la pobreza espiritual de su gente.
  9. No son invisibles: estos líderes siempre están presentes ahí, cuando y en donde su gente los reclame. Sin embargo permiten la libre acción de su gente. Son accesibles y permiten que se les hable, porque han comprendido el milagro de escuchar.
  10. Sueñan y comparten su sueño: Definen un rumbo claro a donde quieren llegar con su gente. Miles de empresas son miopes y su visión más amplia no pasa de ser "el cumplimiento de sus metas". Cuando la gente no sabe para donde va, se pierde el sentido o el significado del cual hablamos anteriormente y entonces, sin pasión, su gente tan solo estará ahí presente de cuerpo pero han dejado muy lejos sus corazones.

William Ramos Pardo
Conferencista, especialista en programas de liderazgo y coaching
Taller del Éxito


Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com