Una Vista al Mercado de Consumo Actual de acuerdo a Nuestra Economía

Una de las preguntas que más he escuchado en estos tiempos es: ¿que está pasando en el mercado?, si, en el mercado de consumo y es lo referente a la escalada de precios que ha resultado mayor que los incrementos en los sueldos de los trabajadores o lo que es lo mismo, el incremento en los precios de los productos y servicios no es directamente proporcional al incremento de los sueldos y salarios de los trabajadores.

Realmente la gran mayoría de las personas actualmente están teniendo problemas muy graves en la adquisición de bienes de capital, de consumo y aun más, en el pago de los servicios llámese agua, electricidad, teléfono, gas, intereses en las tarjetas de crédito, colegiaturas, etc. ya que su sueldo o salario ha venido disminuyendo con respecto al incremento de dichos productos o servicios.

Realmente da pena escuchar a ciertos sectores de la sociedad, principalmente el político y empresarial donde se maneja la premisa de que tenemos que igualar los precios del interior con los del exterior ya que nos encontramos en un mercado globalizado, pero nunca los he escuchado decir vamos a igualar los salarios en base a la productividad y de acuerdo a los sueldos y salarios del exterior.

Hablo de la productividad porque el costo de lo producido en nuestro país es muy caro comparado con otros países por ej. China, que nos ha inundado con productos chatarra y también de calidad porque no decirlo, pero cuando de precios se trata, el consumidor se va por lo más barato por lo expuesto anteriormente.

Lo mismo pasa cuando hablamos de productos pirata, que pululan por todos lados y, me pregunto, ¿si este producto me da el mismo servicio y es mas barato porque pagar más?; efectivamente si no lo compras pirata no lo puedes comprar original y ¿qué estamos haciendo al respecto????

Otro caso muy dramático es el de las medicinas, en la actualidad es prohibitivo enfermarse, el precio se incrementa por lo menos tres veces al año, incrementos que van del 5% hasta el 20% por evento y cuando se pregunta el porqué, nuevamente nos responden: igualando precios con el exterior. Lo bueno de esto es que han salido productos genéricos de formulas iguales de buena calidad que han venido a aliviar un poco la economía familiar.

Y que decir de las cuotas, intereses, comisiones, etc. impuestas por los bancos, parece que no tienen control sobre ellos y ponen y quitan a su antojo, ej. un banco avisa a sus usuarios: TE INFORMAMOS QUE A PARTIR DE JUNIO DE 2007, LAS COMISIONES POR INCUMPLIMIENTO EN EL USO DE TU TARJETA DE CREDITO SON:

Falta de pago $275.00, Pago Tardío $150.00 y Sobregiro $80.00, independientemente de los intereses del 40% anual que cobran por uso del crédito. Las cadenas comerciales que otorgan tarjetas de crédito a sus clientes han seguido el mismo camino.

El caso de la telefonía celular es único, tenemos tarifas más elevadas que en otros países y el servicio es súper deficiente, “mandas un mensaje y primero llegas tu que el mensaje” y si quieres hacer una reclamación lo primero que te dicen es que tu celular esta mal o si se trata de llamadas desconocidas nunca saben y que es tu responsabilidad; ¡ustedes que lo usan me entienden!

En el caso de los productos de consumo básicos ha habido una serie de incrementos que han provocado un desequilibrio en la economía familiar de tal modo que ha disminuido la demanda o reducido el consumo de dichos productos, ej. el pollo, el huevo, el fríjol, las conservas enlatadas, etc., por citar algunos y mi pregunta es: ¿no podemos aumentar la productividad/salarios para que exista mayor consumo?

Desde hace tiempo he comentado con empresarios “EL CLIENTE O USUARIO NO TIENE POR QUE PAGAR LA INEFICIENCIA DE LAS EMPRESAS” y la respuesta siempre es la misma: si a mi me aumentan, aumento y además aprovecho para subir un poco más previendo nuevos aumentos de los servicios.

Lo expuesto anteriormente sólo es una pequeña fracción de la realidad de algunos ejemplos de productos y servicios que se consumen por el grueso de la población, pero si usted observa constantemente al mercado se encontrará con bastantes sorpresas y entonces iniciará el proceso de hacer comparativos de precios y comprará los de menor precio sin demeritar la calidad.

He sido un observador del mercado desde hace mucho tiempo, no existe congruencia de lo que nos dicen los datos oficiales con respecto a la realidad, eso hace que la credibilidad disminuya y la sociedad busque la forma de salir adelante por sus propios medios cómo lo han venido haciendo desde hace por lo menos 8 años o más ya en forma notoria (Informal).

Usted recuerda cuando a mediados de los 90's aparecían anuncios en los periódicos como: se busca persona exitosa con estudios de maestría y experiencia de 8 años en x área, no mayor de 30 años. Casi imposible verdad? Ya después le cambiaron a 35 años; el clásico: mismo texto o parecido y decía al final si no cumple con los requisitos inútil presentarse, sobre todo la edad.

El resultado, la gran cantidad de familias que abren sus cocheras para ofrecer desde arrachera y paella hasta los dulces baratos con la finalidad de apoyar el gasto familiar y sobre todo la gran cantidad de empleos informales que existen, estos últimos apoyados, en su mayoría, por lideres de partidos políticos para fines proselitistas.

Por último hago hincapié que parte del problema del poco crecimiento de las pymes, que generan una parte muy importante del PIB, son los precios tan castigados que pagan los grandes consorcios por los productos que producen, aunado a los plazos de pago de 90 a 120 días. El productor (generalmente pyme) acaba financiando a las grandes empresas. ¡Que ironía! El precio de venta al consumidor final generalmente es el doble del precio de adquisición, dejando a los productores una utilidad raquítica que apenas le permite subsistir y en ocasiones no por mucho tiempo.

Este articulo esta basado en la observación constante del mercado de consumo en todas sus áreas y los ejemplos aquí expuestos son sólo una pequeña muestra.

Creo que es necesario que se escuche nuestra voz, aprendamos a defendernos de estos abusos, iniciemos la cultura de la queja ante las autoridades, productores, comerciantes y prestadores de servicios; además, lo más importante, aprendamos a comprar verificando precios y servicios que se ofrecen.

¡Si vendes algo ofrece calidad, si compras algo exige calidad!

Roberto Cuadra Villegas
Asesor, Consultor y Capacitador en el Área Humana Administrativa


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com