Web www.liderazgoymercadeo.com
Posicionamiento SEO Para Principiantes
Aprende cmo posicionar tu web en Google y deja que los clientes te encuentren a ti.
 
Gimnasia Facial
Descubre el secreto AntiAge para lucir un rosto 5, 10 y hasta 20 años más joven en solo 30 días
.
Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Aprende Coaching y Liderazgo Modulo 0
Aprende Coaching y Liderazgo Modulo 0
Adiós intestino irritable
Adiós intestino irritable
Visual Merchandising
Visual Merchandising
Udemy.com Home page 160x600
Artículos
Los Cuatro Acuerdos
Versión Imprimible

En muchos de mis Talleres y Conferencias recurro a un libro, sencillo pero profundo y práctico como es “Los Cuatro Acuerdos”, de Miguel Ruiz. Son cuatro consejos invalorables para vivir mejor, con menos estrés y convirtiéndonos cada día en mejores seres humanos.

El primero de ellos es: “Sé impecable con tus palabras”. En él, reconoce la fuerza del verbo, de la palabra. Cuantas veces no nos hemos arrepentido de haber dicho algo inapropiado o fuera de tiempo o lugar y al mismo tiempo, cuántas veces no dejamos de decir algo, que luego lamentamos haber callado. Al mismo tiempo se refiere a utilizar siempre la verdad, a que haya congruencia entre lo que pienso, digo y hago. Que difícil es mantener una mentira, cuanta energía desperdiciamos a veces para mantener un engaño, incluso a veces podemos llegar a engañarnos a nosotros mismos. Cuando hablo con la verdad por delante no solo vivo en congruencia sino que es una excelente píldora contra el insomnio, ya que nada mejor que colocar la cabeza en la almohada a la hora de dormir y caer en sueño inmediatamente sin que haya nada que dije en el día de lo cual me arrepienta y me quite el sueño. Dicen que las palabras deben ser como la brisa suave que no te golpea sino que acaricia tu piel cuando te roza. Sé como la brisa, vive en congruencia y habla solo con la verdad.

El Segundo Acuerdo dice: “No te tomes nada personalmente”. Este acuerdo tiene que ver con el trabajo del Ego que cada uno debe realizar. Yo no soy lo que hago o lo que tengo, yo simplemente soy el que soy, como han dicho tantos Maestros Iluminados. En la vida nos solemos identificar con los roles que nos toca desempeñar, como padres, ciudadanos, profesionales, amigos, espectadores, etc.. pero tengo que saber que yo no soy eso, yo soy aquel que interpreta el rol; por tanto si estoy consciente de mi verdadera naturaleza, en esencia espiritual, debo reconocer que todas aquellas circunstancias tanto adversas como favorables que nos toca vivir en cada rol, son solo para nuestro aprendizaje , crecimiento y evolución y que el verdadero actor (el alma) no se queda enganchado en las dificultades de cada personaje que le toca interpretar. Si tienes un problema en el trabajo, al llegar a la casa no lo pagues con tus hijos o tu pareja, que tu rol de empleado o jefe no se quede pegado luego al rol de padre o esposo (a). Vive cada personaje a plenitud, aprende de las dificultades pero siempre actuando desde tu centro, desde tu verdadero ser, desde tu alma.

El tercer Acuerdo dice: “No hagas suposiciones”. Este acuerdo tiene que ver en que siempre pensamos que nosotros tenemos la razón, en que el mundo es o debería ser como yo lo veo. Eso hace que no percibamos las cosas como son, sino como las ve o supone nuestra imaginación. Hacer suposiciones es adelantarse en el tiempo, es hacer juicios a priori en función de lo que observo. Pero cuán real es mi capacidad de observar. A veces nos levantamos en la mañana y si al ver por la ventana nos pregunta nuestra pareja: ¿Cómo amaneció el día? La respuesta suele ser: ”El día está muy feo, parece que va a llover”. La verdad es que el día está nublado, no necesariamente feo. El calificativo lo añade mi mente que supone que pasará tal o cual cosa por la lluvia y deduce que el día está feo. Sin embargo para las cosechas, los embalses, para los que tienen sed… ese día es hermoso porque del cielo les llegará el agua que necesitan. Vive en presente y aprende a ser un observador imparcial.

El cuarto y último acuerdo dice: “Haz siempre lo máximo que puedas”. A veces vamos por la vida siendo mezquinos con nosotros mismos y con los demás. Si creemos en la ley de Causa y Efecto en la que a toda acción corresponde una acción igual pero en sentido contrario, debemos concientizar que si queremos conectarnos con la abundancia y la prosperidad, recibiendo el máximo que el Universo tiene para nosotros, debemos comenzar por darnos por entero en cada evento de nuestras vidas. Todos poseemos una especie de “reserva oculta”, que utilizamos en momentos de crisis o emergencias. La idea es que cada vez que me toca apoyar a alguien, haga uso de esa reserva, y pueda decir después: “Hice lo máximo que podía”, que así como debo tratar de no arrepentirme de lo que dije o dejé de decir, de la misma forma no lamentar el no haberme entregado por completo, en particular cuando hago un servicio a otros.

Aplicando estos cuatro consejos de Miguel Ruiz sin duda que viviremos mas plena y conscientemente, que es lo que hoy buscamos gran parte de los seres humanos.

-
Usuario Activo
nelson22@gmail.com
Nelson Guizzo
Cursos y Diplomados
Adiós intestino irritable
El único sistema natural, rápido, sin drogas riesgosas ni efectos secundarios, que le garantiza que su salud intestinal se mantendrá perfecta
Oportunidad: Curso yoga iyengar 100% español
Programa de yoga iyengar. Principiantes y avanzados. videos HD. 100% español.
Serie Aprende: Negociación Efectiva
Como lograr el mejor acuerdo.
 

Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com