Encuentro con la Tecnología

En el libro Encuentro con la Tecnología, de Marc Gerstein, se mencionan principalmente las tres relaciones o propiamente “conexiones” fundamentales entre la tecnología de la información (TI) y el éxito de los negocios. La primera conexión está constituida por los efectos que la información sufre, tanto operacional como estratégicamente en las negociaciones. Este punto se refiere claramente a la información y la tecnología como medios “estratégicos” para la toma de decisiones dentro de las organizaciones, así como para el desarrollo y control de los procesos cotidianos que puedan aumentar en alto grado la productividad de los mismos. La segunda conexión se refiere al resultado de la aplicación de la tecnología dentro de las organizaciones, en general los cambios que se pueden producir posterior a este proceso. La última conexión se describe como el “éxito estratégico” y operativo de las organizaciones inteligentes.

Cabe destacar que la tecnología es un medio colectivo para transmitir información, pero no puede funcionar aislado de la mente humana para transformar esa información en conocimiento y posteriormente en inteligencia. Actualmente existen sistemas y soportes tecnológicos que “facilitan” y hacen más productivo el trabajo en las organizaciones. Tal es el ejemplo de los programas especializados para el diseño asistido por computadora, para ingenieros y/o arquitectos, los dispositivos móviles que almacenan mayor capacidad que anteriormente lo hacían los disekettes, las imágenes y toda la gama de productos tecnológicos que permiten la eficiencia y eficacia del trabajo en organizaciones ya sea de tipo manufacturera o de servicios.

Los procesos cotidianos del hombre como solicitar un estado de cuenta, realizar un pedido por teléfono, adquirir la gasolina o los boletos de avión, se ha visto sustituido por la incorporación de la tecnología dentro de dichos procesos facilitándole al cliente el traslado hacia las estaciones de servicio, ya que pueden hacer sus compras vía internet, así como el chequeo de los estados de cuenta y la compra de los boletos de avión. Cada día la globalización y el cambio les está exigiendo a las organizaciones ser “inteligentes” y ajustarse a dichos cambios para lograr sobrevivir en un mercado tan competitivo como el de hoy en día.

Sin embargo, el hecho de poseer sistemas y soportes tecnológicos que apoyen y faciliten los procesos requiere de una alta inversión en softwares y hardwares que contengan los elementos necesarios para agilizar la información por medio de redes y otros soportes. Esta inversión no la pueden cubrir todas las empresas, debido a que la tecnología así como es tan necesaria es un costo que incrementa a corto plazo los precios de los productos que ofrece la empresa y todo esto puede alterar el ciclo de demanda y ventas que pueda tener la empresa. Frente a esa situación, les aconsejo a las empresas tener un buen soporte de Internet, que pueda facilitar el acceso y envío de información, debido a que la comunicación es necesaria en todo momento en las empresas.

Al incorporar la tecnología dentro de los procesos, la eficiencia mejora notablemente, generando mayor satisfacción en los clientes de las empresas. La TI crea opciones estratégicas al permitir que los negocios se efectúen de un modo que anteriormente no era factible de administrar. Principalmente el diseño por computadores, el vínculo estratégicos establecido con el cliente a través de los sistemas de información, entre otros.

Considerando el tiempo y el esfuerzo dedicado a las actividades convencionales de planeamiento de negocios (piense cuanto tiempo y esfuerzo invirtió en la realización del presupuesto para este año), es sorprendente que muchas de las empresas todavía no consideran el elemento primordial para el crecimiento de los negocios: el papel que la tecnología juega en la conformación del futuro de las empresas.

Muchas horas se utilizan en el análisis y estudio de posición de mercado, determinando la porción del mercado, posicionando productos en términos de sus propiedades físicas y el precio, pronosticando ventas y tamaño del mercado, efectuando seguimiento y analizando la distribución. No se le da el mismo énfasis a la tecnología.

El impacto de esta omisión es devastador. Las empresas que no administren la tecnología para asegurar el futuro, tendrán el futuro administrado por la tecnología, generalmente tecnología desarrollada por la competencia con actitudes más agresivas hacia la Gerencia de Tecnología.

El impacto de la tecnología tiene un alcance mucho más allá de las empresas que generan sus ingresos con productos como lasers, ingeniería genética, computadores, y robots. Aunque algunos sectores industriales pueden parecer relativamente insensibles a la tecnología en términos de productos y requerimiento del mercado, no son inmunes al impacto de la tecnología; ésta todavía afecta sus actividades en la forma en que administran y controlan el negocio.

Independientemente del tipo de industria o producto, los recursos tecnológicos que cada compañía tenga se vuelven más importantes en la definición de sus oportunidades y alternativas estratégicas. Es más, la tecnología define el rango de productos y mercados disponibles para cada empresa; los que tengan una superioridad tecnológica, o por lo menos equiparados con la competencia, tienen un abanico más grande de posibilidades.

Dada esta relación entre la tecnología y el abanico de posibilidades, es sorprendente que la mayoría de los gerentes de negocios respondan a cambios en el requerimiento del mercado con comparaciones entre atributos físicos del producto propio con el de la competencia. Los gerentes deben ver la tecnología como un recurso corporativo vital, incorporarla en el proceso de planeación, y adoptar estrategias agresivas para administrarla apropiadamente.

La administración activa de la tecnología provee varios beneficios clave como el envío de alertas a la administración sobre amenazas de la competencia actual y la nueva, permitir acciones preventivas para capitalizar el uso de los activos tecnológicos, y el señalamiento de los activos y recursos tecnológicos faltantes y la identificación de acciones correctivas para asegurar el éxito continuado.

Para obtener estos beneficios, los gerentes deben desarrollar un proceso para la Gerencia de la Tecnología que:

  • Identifique los activos tecnológicos de la compañía y los clasifique en términos de emergentes, madura, o en decadencia.
  • Posicione los mercados individuales y los segmentos en relación con la tecnología corporativa.
  • Determine el alcance con el que los activos tecnológicos cumplen los requerimientos presentes y futuros del mercado.
  • Aparea estos activos con oportunidades de mercado específicos.
  • Posiciona los activos tecnológicos actuales y las nuevas tecnologías en relación con los competidores actuales y los competidores posibles de otros sectores industriales
  • Determina la forma, duración, magnitud y tamaño del mercado asociado a cada tecnología.
  • Especifica las oportunidades del producto asociado a varias tecnologías.

Otro de los beneficios que ofrece la administración de la tecnología es mayor descentralización y menor supervisión, lo que permite a las personas que laboran dentro de una empresa, trabajar más cómodamente sin estar constantemente supervisados por una persona, ya que la unificación de los procesos a través de un software administrativo, lograr tener control de los procesos y personas sin que ellos se den cuenta de eso.

La importancia de la planificación estratégica a nivel de la PYMES, es fundamental, ya que indica el sendero que debe seguir la empresa para alcanzar sus objetivos más importantes. El organizarse, reconocer las fallas, errores y posibles aspectos de mejora hacen que la gerencia de la empresa pueda ser mejor cada día y eso se traduce en utilidades y beneficios para los socios o accionistas.

Desde el punto de vista estratégico voy a citar el caso estudio de mi empresa, denominada TIM Consultores (Tecnología, Innovación y Mercadeo), la cual ofrece servicios en el área de mercadeo y adiestramiento, en la cual estuvimos constantemente interesados en desarrollar la planificación estratégica de la misma, con el fin de evaluar los productos y servicios que ofrecemos y la incorporación de la tecnología como un insumo fundamental para establecer mejores relaciones con el cliente y agilizar los procesos de entrega de los servicios ofertados.

Jhoana Miranda
Docente en la cátedra Cultura del Coaching y Dirección de Mercadeo. Facilitador en el Programa de Formación para Asistentes Técnicos en Recursos Humanos.


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com