Exitosa forma de Distribución

Aunque muchas personas creen que “shareware” es un tipo de software, en realidad es un sistema de distribución. El producto (software) son programas de computación totalmente funcionales que pueden ser probados antes de pagar por ellos. El producto tiene registrados los derechos de autor, pero puede ser descargado sin costo alguno, probarse, copiarse y ser distribuido libremente. Luego de usarlo por un período determinado (cada desarrollador fija el tiempo), se debe registrar y pagar el monto establecido por el autor. De lo contrario es una obligación moral no seguir usándolo.

El concepto de “shareware” ha hecho posible que muchos desarrolladores de software hayan puesto en el mercado excelentes programas que de otro modo no habrían podido existir. Llamado en los inicios “freeware” el nombre de “shareware” se ha hecho respetable y se ha universalizado.

Este ingenioso y popular concepto de distribución nace en dos lugares simultáneamente. En Tiburón, California cuando Andrew Fluegelman crea y comienza a distribuir el programa de comunicación PC-Talk. Casi simultáneamente en Bellevue, Washington, aparece PC-File®, producto de software de Jim Knopf.

Jim Knopf, es conocido en la actualidad como “Padre del Shareware”. Este sobrenombre se dice se lo puso Peter Norton, el conocido gurú de la computación.

El padre del software cuenta en un artículo que todo comenzó en 1980 cuando la Iglesia local le pidió que ayudara para imprimir etiquetas, y escribió un programa de base de datos en lenguaje Applesoft Basic, que luego convirtió a IBM Basic, que podía correr en IBM PCs.

Jim estaba trabajando para la IBM en ese momento, por lo que compartió el programa con compañeros de trabajo y amigos que comenzaban a comprar PCs. Al programa le llamaron “Easy File” y pronto se hizo popular en toda el área de Seattle, Washington, por donde circulaban copias gratuitas del programa entre amigos y entusiastas de la microcomputación.

Jim trabajaba constantemente en mejorar su programa, y en una de las versiones incluyó un mensaje solicitando a los usuarios que distribuyeran copias libremente, y que si lo tenían a bien le enviaran una contribución para ayudarle a sufragar los costos de desarrollo.

Una de las personas que recibió el programa telefoneó a Jim de inmediato indicando que aceptaba contribuir, y le contó que un tal Andrew Fluegelman estaba haciendo algo muy similar con un programa llamado PC-Talk. Jim y Andrew tomaron contacto por teléfono y decidieron que ambos pedirían por sus programas una suma única de $25.00 dólares como contribución.

El experimento de mercadear programas de cómputo de Jim y Andrew era absolutamente revolucionario. Totalmente contrario a todo lo que decían los libros de marketing. Las computadoras se vendían como pan caliente. Existía muy pocos programas disponibles. Los que existía eran de costos elevados y muchos utilizaban toda clase de protecciones físicas y virtuales para no ser copiados. Mucha demanda y poquísima oferta de programación.

Esta radical idea de mercadear por medio de distribución de copias gratuitas, completamente funcionales, atrajo de inmediato la atención de las principales revistas de computación del momento. Como resultado hubo mucha publicidad gratuita para ambos programas y para el concepto de shareware. Los clubes de aficionados a la computación se encargaron de adoptar al shareware como cosa propia de inmediato.

Del programa PC-File, gracias al ingenioso sistema de distribución creado por Jim Knopf, se han distribuido a nivel mundial millones de copias de sus programas.

La empresa que Jim debió crear obligado por las circunstancias, ha llegado a producir una docena de programa, tiene en la nómina 35 empleados y sus ventas anuales de varios millones de dólares anuales.

En la actualidad son muchos las personas y empresas que utilizan el concepto de “shareware” para la distribución de sus programas de computación. Internet ha facilitado ese método de distribución y mercadeo de productos digitalizados. Una de las más conocidas y exitosas empresas utilizando ese concepto es McAffe y Asociados, de los EE.UU., que desarrolla y distribuye programas antivirales y de seguridad a nivel mundial.

www.mercadeo.com


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2