Franquicias para Todo

Las ventas hechas por las franquicias constituyen el 32% de las ventas de menudeo en Estados Unidos. Existen alrededor de 350,000 negocios que operan con el formato de franquicias. En el Reino Unido, el número de negocio operando con franquicias aumentó de 2,000 a 20,000 entre 1981 y 1991. En la actualidad, las ventas exceden de 9 mil millones de dólares y la industria emplea a casi 200,000 personas. En Japón, Canadá, Australia, Francia y en la mayor parte de Europa el sector comercial de franquicias es muy poderosos.

Contrariamente a la creencia generalizada, el formato de las franquicias no se inició en la década de los 50, con el auge de las de alimentos de preparación rápida, como McDonald's. De hecho, el inicio de las franquicias data de principios del siglo pasado. No obstante, las modernas franquicias empezaron a progresar en 1898, cuando General Motors empezó a otorgar franquicias para distribuidores. Todavía en vigencia, su sistema de se jacta de contar con 12,000 distribuidores en todo Estados Unidos, y otros tantos en todo el mundo.

Rexall también creó sistemas de franquicias en 1902, y Howard Johnson en 1926, así como existen otras de petróleo, abarrotes, hoteles y alimentos de preparación rápida. Tan grande ha sido su crecimiento, que la mayoría de las industrias ya se han visto afectadas por las franquicias. Según la American National Federation of Independent Business, alrededor del 10% de los 18 millones de negocios del país en la actualidad operan bajo alguna clase de convenio de franquicia.

En esencia, las franquicias han prosperado debido a que combi

nan el incentivo de ser propietario de un negocio con las habilidades administrativas de las grandes compañías. Y la propiedad personal es uno de los mejores incentivos que se han creado hasta la fecha para estimular el trabajo arduo.Las franquicias pueden beneficiar no sólo al adquirente de franquicia, sino también al cedente de franquicia. Por ejemplo, pueden permitir que el éste crezca rápidamente utilizando el dinero de otras personas (es decir, de los adquirentes de franquicias). Así es como se han multiplicado las grandes compañías como McDonald's y Baskin-Robbins, hasta convertirse en negocios de miles de millones de dólares en un tiempo muy breve.

La idea de que los adquirentes de franquicias son hombres o mujeres de negocios independientes, hasta cierto punto es un mito. Por lo general, no están en libertad de administrar sus negocios como mejor les parezca. A menudo están atados por las políticas, los estándares y los procedimientos del cedente de franquicia. Y éstos tampoco alientan a sus adquirentes de franquicias para que mejoren la forma de hacer negocios. Para citar al Bank of America: "El mejor adquirente de franquicia, en lo que concierne a muchos cedentes de franquicias, es alguien lo bastante inteligente para comprender el negocio y operarlo, pero no lo suficiente para tratar de mejorarlo".

Un cedente de franquicia describe al adquirente de franquicia ideal como un tipo de sargento, a la mitad del camino entre el general que da las órdenes, y el soldado que simplemente las sigue. Las personas que quieren su propio negocio para no aceptar órdenes de los demás, con frecuencia consideran que las franquicias son la respuesta. Más adelante se sienten frustradas por la falta de autonomía.

Colin Barrow

 

 


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com