El Gerente de “Mente Fresca”

Cómo hacer de la novedad el mayor estímulo de su día de trabajo

Si algo resulta distintivo de un buen gerente de estos tiempos, es su capacidad para lidiar con las novedades. Una de las acepciones que nos da el diccionario sobre el término novedad es: “ Cambio producido en algo. Suceso reciente, noticia ”.

Cada día en la vida del gerente de mente fresca es percibido como un desafío, un devenir de situaciones que retarán su imaginación, para llevarlo a encontrar cursos de acción originales y sacar provecho de cuanta coyuntura le plantee el futuro.

Los cambios son el reclamo de la vida que le dice a cada hombre o mujer: “evoluciona, surge, transfórmate”.

En un hermoso texto de Douglas MacArthur nos dice:

  • La juventud no es una edad, es un clima del corazón. Es voluntad, es imaginación, es pasión.
  • Los años marchitan la piel. Renunciar al ideal marchita el alma.
  • Joven es aquel que se sorprende y se maravilla, que pregunta como niño insaciable…¿Y después?
  • Desafía los acontecimientos y encuentra alegrías en el juego de la vida.
  • Serás joven como tu fe. Tan viejo como tu duda.
  • Tan joven como tu confianza en ti mismo. Tan viejo como tus miedos.
  • Tan joven como tu esperanza. Tan viejo como tu abatimiento.
  • Permanecerás joven mientras permanezcas receptivo.
  • Receptivo a cuanto es bello, bueno y grande.
  • Receptivo a los mensajes de la Naturaleza del hombre y del infinito.

Quizás no haya una diferencia más significativa entre un gerente de mente joven y otro apoltronado, que su actitud ante la novedad y el cambio; su fe en el destino. Un destino que, por lo demás, no es percibido como fortuito o predeterminado, sino que es como la buena suerte, que no llega por azar sino que es consecuencia de nuestro empeño en forjar las condiciones propicias.

Pero una cosa es creer que estamos tratando con situaciones nuevas y abocarnos a su resolución y otra muy distinta es tratar todos los días con el mismo tipo de problemas y creer que somos unos genios al hacernos cargo de ellos.

El no haber desarrollado la iniciativa en nuestros colaboradores es fuente de agotamiento de la mente del gerente. “O trae una solución o Ud. es parte del problema” reza una de “Las 6 Leyes de Vlad”, queriendo con ello significar que la persona que lo que hace es cambiar los problemas de lugar: de la planta al escritorio del gerente, de la oficina del cliente a la oficina de su superior, es un verdadero generador de confusión y de retardo mental en las organizaciones.

Cuando el síndrome de “Jefe que hago en este caso” se ha instalado en su organización, formúlese las siguientes preguntas:

  • ¿Sabe cada quien lo que le toca hacer en su trabajo?
  • ¿Tiene la gente las competencias necesarias para hacerse cargo?
  • ¿Ha delegado la toma de decisiones?
  • ¿Cree que en la honestidad de sus colaboradores?

Si la respuesta a más de dos de estas preguntas es no, le tenemos dos noticias: una buena y una mala.

La mala es que: está desperdiciando su talento. La buena es que puede refrescar su mente si implementa algunas de las acciones que le señalamos a continuación:

  • Comience a regular mediante procedimientos la solución de esos problemas de naturaleza repetitiva.
  • Considere enviar a su gente a adiestrarse, e incluso rotarla de cargo o reemplazarla.
  • Demuestre a su gente, llevando Lleve la toma de decisiones al lugar en que se originan los problemas. Hágales ver que confía en su capacidad, como lo haría con sus propios hijos.
  • Apele a la honestidad de la gente y lo más probable será que le responderán honestamente. Pero no olvide establecer controles: ¿Para que crear ocasiones de deshonestidad?

Mida la efectividad de su estilo gerencial en función de que pueda tener tiempo para planificar, crear, pensar libremente y no por el número de visitas que le realizan sus subalternos para “pasarle problemas”.

Cuide la lozanía de su mente manteniéndola ocupada en cosas interesantes, nuevas, creativas. Recuerde que de lo contrario está desperdiciando su talento y envejeciendo como gerente.

Vladimir Gómez
Consultor en Estrategias y Gestión Organizacional, Director de Consultoría de la firma Trinodus S.A., conferencista y facilitador en temas de transformación personal y organizacional, autor del libro “La Organización en 100 Palabras”


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com