¿Porqué es importante la Asertividad?

En nuestra experiencia, hemos encontrado que en la mayoría de los grupos y organizaciones, el elemento que obstaculiza la eficacia para el logro de metas comunes y establecer un clima de colaboración y trabajo en equipo, se llama Relaciones Interpersonales.

Así mismo al profundizar en las causas que impiden las Relaciones Interpersonales productivas y profesionales, encontramos que la falta de habilidad de para expresar lo que pensamos y sentimos en forma oportuna y con “espíritu constructivo”, es la causa más importante de la ausencia de Relaciones Interpersonales eficaces en el trabajo.

Para comenzar con este desarrollo, que es ser asertivo?

La palabra asertividad se deriva del latín asserere, assertum que significa afirmar. Así pues, asertividad significa afirmación de la propia personalidad, confianza en sí mismo, autoestima, aplomo, comunicación segura y eficiente.

En la práctica, una persona asertiva:

  1. Se siente con libertad para poder expresarse de la manera más apropiada y según la situación. Esto nos remite a los estilos de liderazgo situacional que sabemos, no son buenos ni malos, son funcionales o disfucionales en relación con la situación, contexto y la persona. Cuando uno se expresa libremente puede hacerle entender al otro aquello que quiere transmitir de la forma más efectiva.
  2. La persona asertiva tiene metas claras. Sabe adonde va y aquello que quiere conseguir. Esto se llama congruencia. Esta alineado con aquello que se quiere y se implementan los recursos necesarios para establecer un lineamiento claro hacia esas metas propuestas.
  3. Sabe que no siempre puede ganar, pero la importancia radica en el esfuerzo por llegar a sus objetivos. Si no es así, se toma el tiempo para reformular el camino y dirigir nuevamente nuevas estrategias para seguir.No se desalienta ante un fracaso, reformula, resignifica y sigue adelante.
  4. Establece una comunicación con un estilo delicado de discurso, cuidándose, sin ofender al interlocutor.

Algunas pautas para tener en cuenta:

  1. Estar bien orientado hacia metas posibles: Estableciendo claros lineamientos a seguir.
  2. Desarrollar capacidades y habilidades comunicacionales, de autodominio, y desarrollo y adaptación al clima laboral, con disciplina y respeto hacia mí y hacia los otros.
  3. Control de las emociones: Aspecto muy importante a la hora de definir situaciones. Tener en cuenta que, la falta de control emocional genera malestar, retrasos y malos entendidos con nuestros jefes y compañeros de trabajo.
  4. Aprender a negociar: Desde que nacemos negociamos diferentes cosas y con diferentes personas. En primer lugar en nuestra familia, luego en la etapa escolar y después en el ámbito laboral y personal e intimo.
  5. Es importante tener claro que la aserción no implica ni pasividad, ni agresividad y que la habilidad de ser asertivo proporciona importantes beneficios:
    • Incrementa el autorespeto y la satisfacción de hacer alguna cosa con la suficiente capacidad para aumentar la confianza seguridad en uno mismo.
    • Mejora la posición social, la aceptación y el respeto de los demás, en el sentido de que se hace un reconocimiento de la capacidad de uno mismo de afirmar nuestros derechos personales.
    • La ventaja de aprender y practicar comportamientos asertivos es que se hacen llegar a los demás los propios mensajes expresando opiniones y mostrando consideración.
    • Se consiguen sentimientos de seguridad y el reconocimiento social. Sin duda, el comportamiento asertivo ayuda a mantener una alta autoestima.

Celina Behrensen
Consultora en Recurso Humanos y Análisis Organizacional


Copyright © 2018 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com