Web www.liderazgoymercadeo.com
Posicionamiento SEO Para Principiantes
Aprende cmo posicionar tu web en Google y deja que los clientes te encuentren a ti.
 
Basta de Diabetes
¿Quiere descubrir como vencer la Diabetes y hacer que su cuerpo produzca más insulina naturalmente?
.
Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Posicionamiento SEO Para Principiantes
Posicionamiento SEO Para Principiantes
Medicina natural con Hierbas
Medicina natural con Hierbas
Visual Merchandising
Visual Merchandising
Udemy.com Home page 160x600
Biografías
William Wallace

|

Nació el 31 de enero del año 1272 en la ciudad Elerslie (cerca de Glasgow), Escocia (otros creen que nació en Paisley, Escocia), la fecha exacta queda también envuelta en brumas: unos la sitúan, otros un par de años más temprano. Fue el segundo hijo de Sir Malcolm Wallace, un noble menor convertido en granjero.

Wallace, vivió sus primeros años en un clima de tensiones y disputas que se sucedieron entre los numerosos nobles escoceses tras la muerte del rey Alexander III, la muerte de La Damisela Noruega, heredera al trono; por otro lado Eduardo I (rey de Inglaterra) toma el control de Escocia. 

Entre los 14 y 16 años, Wallace, vivió en Dunipace, bajo la tutela de sus tíos, con ellos estudió idiomas, historia, matemáticas, filosofía y artes. A los 17 años Wallace se reunió por breve tiempo con sus padres.

En 1291 el padre de Wallace muere en una emboscada. El destierro de su madre y el sistema de opresión que vivían los suyos por parte de los ingleses hizo que Wallace, abandonase la incipiente carrera eclesiástica. 

Wallace se unió con otros jóvenes, convirtiéndose en una banda de forajidos. Con ellos, fue hasta Loudun Hill, donde vivía el caballero inglés Fennwick, que había matado a su padre; la cual atacaron y lograron la victoria.

Los hombres de Wallace, se encontraron con un número considerable de espadas, armas y caballos. Wallace se convirtió así en un forajido al que pusieron precio por su cabeza.  

Los hombres de Wallace se refugiaron en el bosque de Ettrick durante 5 años. Wallace junto con sus hombres visitó poblaciones tomadas por los ingleses para conocer al enemigo y realizó guerrillas contra tropas y patrullas, ocasionando numerosas bajas. A pesar de todo ello, a Wallace le dio tiempo para cortejar a la joven Marion Braidfute, que vivía en Lannark, ciudad gobernada por Hazelrig. Para obligar a Wallace a ir a su ciudad y así capturarlo, Hazelrig mató al hermano de Marion.

Wallace llegó, y causó una considerable matanza entre los soldados ingleses, y luego regreso al bosque. Entonces, Hazelrig, despechado por no conseguir capturarlo, mató a Marion. La venganza no se hizo esperar. Wallace, acompañado esta vez por todos sus hombres, atacó durante la noche, dejando vivos sólo a las mujeres y los religiosos. Aquello aumentó su fama, y muchos más escoceses se unieron a él.   

El rey Eduardo mandó 25.000 soldados de a pie (algunos otros citan 40.000) y 300 jinetes para resolver el problema escocés al mando del Gobernador inglés de Escocia, John de Warenne. Se enfrentaron en Irvine, julio de 1297; muchos nobles escoceses no quisieron participar por no querer estar bajo el mando de alguien a quien consideraban de inferior rango. Wallace,  tuvo que retirarse hacia el norte, aunque después siguió a los ingleses.

La siguiente batalla tuvo lugar en septiembre de 1297, en el puente de Stirlig, que se hundió ante el peso de la caballería inglesa, facilitando así la victoria de Wallace. Aunque este tuvo que sufrir la pérdida de su mejor amigo: Sir Andrew Moray. A aquella victoria siguieron otras, incluyendo la toma del castillo de Edimburgo. Y así quedó Escocia momentáneamente libre de ingleses.

Entonces Wallace, vio que había otro trabajo que hacer: restaurar las vías comerciales y diplomáticas con los otros países, tal como estaban con el rey Alexandre III. Wallace fue elegido Guardián de Escocia.

El rey Eduardo I alarmado por la derrota inglesa, regresó de Flandes, donde mantenía otra guerra, y fue en persona hacia Escocia con un enorme ejército que fue avanzando por el norte de Inglaterra, donde Wallace también había conquistado algunas ciudades, haciendo huir a los escoceses que se encontraban por allí.  

En la batalla de Falkirk (1298), los escoceses fueron derrotados y el rey inglés ofreció una importante recompensa por la captura de Wallace. Además de la derrota, Wallace tuvo que soportar el desprecio de los propios nobles escoceses. Una vez perdido el carisma de vencedor de todas las batallas, su condición fue decisiva para que los nobles le retiraran el apoyo.

Wallace, se vio convertido en un forajido nuevamente. El rey Eduardo I nombró a John Comyn rey de Escocia.  

Según algunos historiadores Wallace, estuvo un tiempo en Francia, donde Felipe IV le ofreció títulos nobiliarios y el gobierno de alguna tierra, pero el amor por su tierra le llevó a volver en 1305. Allí, nuevamente fue traicionado. Esta vez por Sir John de Menteith, antiguo amigo y compañero de armas. Wallace fue encerrado en una mazmorra en el castillo de Carslile. De allí fue llevado a Londres fuertemente custodiado y atado a un caballo.

El 23 de agosto de 1305 Wallace fue acusado de alta traición, cosa que él negó, ya que nunca había jurado lealtad al rey inglés. La ira de Eduardo I no podía ser menor y el mismo día, se le condeno a la horca, seguida de decapitación y su corazón incinerado. Además, diversas partes de su cuerpo serian enviadas a toda Inglaterra como advertencia. En Aberdeen, fue enterrado lo que quedaba del cuerpo.





Otras Biografías
Abraham Lincoln
Abraham Stoker
Adam Smith
Ada Lovelace
Agatha Christie
Aime Bonpland

Albert Einstein

Albert Schweitzer
Alejandro Magno
Alessandro Volta
Alec Guinness
Alexander Fleming
Alexander von Humboldt
Alfred Adler
Alfred Bernhard Nobel
Alfred Carlton Gilbert
Alfred Joseph Hitchcock
Alfred Mosher Butts
Ana Frank
André Citroën
Andres Bello
Antoine de Saint-Exupéry
Antonio José de Sucre
Antonio Vivaldi
Aquiles Nazoa
Aristóteles
Armando Reverón
Arthur Ignatius Conan Doyle
Arturo Michelena
Arturo Uslar Pietri
Auguste Comte
Ayrton Senna
Benjamin Franklin
Bertrand Russell
Billo Frómeta
Blaise Pascal
Bruce Lee
Buda
Carl Gustav Jung
Carlomagno
Carlos Saavedra Lamas
Celia Cruz
Charles August Lindbergh
Charles Brace Darrow
Charles John Huffman Dickens
Charles Nelson Goodyear
Charles Robert Darwin
Charles Spencer Chaplin
Chester Floyd Carlson
Christopher Latham Scholes
Christopher Reeve
Cristóbal Colón
Coco Chanel
Dante Alighieri
Desiderio Erasmo de Rotterdam
Diana de Gales
Edgar Allan Poe
Elizabeth Cady Stanton
Enzo Ferrari
Ernest Miller Hemingway
Euclides
Eugenio Mendoza Goiticoa
Eurípides
Eva Perón
Federico García Lorca
Fernando de Magallanes
Florence Nightingale
Francisco de Miranda
Francisco José de Goya y Lucientes
Franklin Delano Roosevelt
Frederick Chopin
Frederick Henry Royce
Galileo Galilei
George Eastman
George Stephenson
George Washington
George Westinghouse
Giovanni Agnelli
Gottlied Wilhelm Daimler
Harry Houdini
Henry Ford
Henry John Heinz
Herbert George Wells
Hermanos Davidson
Hermanos Wright
Hipócrates
Indira Gandhi
Isaac Asimov
Isaac Newton
Isaías Medina Angarita
Jacques Yves Costeau
Jakob Ludwig Felix Mendelssohn-Bartholdy
James Watt
Jesucristo
Johann Gregor Mendel
Johann Sebastian Bach
John Dalton
John F. Kennedy
John Ronald Reuel Tolkien
John Winston Lennon
Johannes Gutenberg
Johannes Kepler
Jonathan Swift
José Antonio Anzoategui
José de San Martín
José Félix Ribas
José Julián Martí
Jóvito Villalba
Juan Pablo II
Juan Pablo Pérez Alfonzo
Juana de Arco
Julio Cesar
Julio Verne
King Camp Gillette
Konrad Zuse
Ladislao José Biro
Leo Hendrik Baekeland
Leonardo da Vinci
Levi Strauss
Lewis Carroll
Lisandro Alvarado
Lope Felix de Vega y Carpio
Louis Braile
Louis Pasteur
Louis Renault
Ludwig Van Beethoven
Madre Teresa de Calcuta
Mahatma Gandhi
Mahoma
Manuela Sáenz
Marco Polo
Marie Curie
Mari Wollstonecraft
Mark Twain
Martin Luther King
Miguel Angel
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel Otero Silva
Montesquieu
Morris Michtom
Napoleón Bonaparte
Nicolás Copérnico
Nikola Tesla
Niels Bohr
Ole Kirk Christiansen
Oscar Wilde
Pablo Picasso
Pedro Gual
Platón
Preston Thomas Tucker
Raúl Leoni
Rembrandt Harmenszoon van Rijn
Rene Descartes
Robert Hutchings Goddard
Robert Louis Stevenson
Roger Bacon
Rómulo Betancourt
Romulo Gallegos Freire
Rubén Darío
Rudolph Christian Carl Diesel
Ruth Handler
Salvador Dali
San Agustín de Hipona
Santiago Mariño
Simón Bolívar
Simón Rodríguez
Sigmund Freud
Sócrates
Soichiro Honda
Sor Juana Inés de la Cruz
Stanley Kubrick
Thomas Alva Edison
Thomas J. Watson
Victor Hugo
Viktor Frankl
Vladimir Kosma Zworykin
Voltaire
Walt Disney
Wernher Magnus Maximiliam von Braun
William Crapo Durant
William Denby Hanna
William Shakespeare
William Wallace
Winston Churchill
Wolfgang Amadeus Mozart
Yasser Arafat
Quondos
Mercadeo Oportuno para Emprendedores
Aprende una Filosofa de marketing para Aumentar las Ventas y enamorar a tus clientes usando Buscadores y Redes Sociales
Domina tu tiempo
Nuevo sistema te da lo que el dinero no puede darte. Probablemente, el secreto más importante de los millonarios y del cual nadie habla.
Abre tu mente al dinero
Descubre como reprogramar tu mente para atraer la abundancia que deseas.
 

Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com