Rubén Darío

Félix Rubén García Sarmiento nació el 18 de enero del año 1867 en Metapa (hoy Ciudad Darío), Nicaragua. Sus padres fueron Manuel García y Rosa Sarmiento Alemán.

Sus padres se separaron cuando él todavía era muy pequeño y lo crió una abuela que lo mimó, consintió mucho y presentó en Managua. Como adolescente, ya era un artista prodigio. Leía a los poetas franceses a la vez que era invitado a recitar poesía.

A la edad de doce años Rubén Darío publicó sus primeros poemas "La Fé", "Una Lagrima" y "El Desengaño". En el año 1881 escribe artículos para el periódico político "La Verdad".

En 1882, cuando Rubén tenía solamente quince años se presentó ante el Presidente Joaquín Zavala; y le preguntó si él podía ir a estudiar en Europa; pero se lo preguntó después de haberle presentado un poema muy en contra de su patria y la religión de su patria. A la cual el presidente le respondió: "Hijo mío, si así escribes ahora contra la religión de tus padres y de tu patria, que será si te vas a Europa a aprender cosas peores?". Y por esto Darío no fue a Europa. En este mismo año, Rubén Darío fue a El Salvador donde dictó clases de gramática y regresó a Nicaragua en 1883; donde escribe Alegorías.

Entre 1884 y 1888, Rubén Darío trabajó en la Secretaria Privada de la Presidencia y en la Biblioteca Nacional de Nicaragua. Además; colaboró en el “Diario de Nicaragua”, “El Ferrocarril” y en “El Porvenir ”.

En 1888, Rubén Darío publicó su primer gran libro “Azul” en Valparaíso, Chile; libro que llamó la atención de la crítica y que el escritor español Juan Valera alabó mucho.

De regresó a Managua, Rubén Darío se casa con Rafaela Contreras, en 1891; quince meses después nació su primer hijo (Rubén Darío Contreras) y en 1893 murió su esposa.

En 1892, Rubén Darío viajó a España como representante del Gobierno nicaragüense para asistir a los actos de celebración del IV Centenario del descubrimiento de América. Suceden unos años de viajes por Estados Unidos, Chile y Francia, y una residencia en Buenos Aires trabajando para el diario “La Nación”, lo que le dio una reputación internacional.

En 1898, Rubén Darío regresa a España como corresponsal del mismo diario; en esta estancia en Europa, alterna su residencia entre París y Madrid. En 1900, conoce a Francisca Sánchez, una mujer de origen campesino, con quien tuvo un hijo en 1907 (Rubén Darío Sánchez); y vivió con ella hasta el resto de sus días.

Entre 1901 y 1905, Rubén Darío reside en París, emprendiendo viajes por Europa central y el Reino Unido. En 1905, publica "Cantos de vida y esperanza" la cual le sitúa en el punto más alto de su trayectoria. En 1907, año en que viaja a Mallorca, publica "El Canto Errante". En 1910 fue nombrado cónsul de Nicaragua en España, cargo del que fue destituido tras la revolución en su país. Tras volver a París en 1910, trabajó en la creación de dos revistas, "Mundial" y "Elegancias", hasta 1915. Este mismo año (1915), Rubén Darío se encuentra enfermo, víctima del alcohol, por lo que decide establecerse en Mallorca de nuevo, de donde viajó a Barcelona y Nueva York. Acompañado en sus últimos años por Francisca Sánchez, no logra restablecer su salud.

Tras regresar a Nicaragua, Rubén Darío fallecerá de hidropesía el 6 de febrero 1916, después de haber sido intervenido quirúrgicamente en la ciudad de León, Nicaragua.


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2