Konrad Zuse

Nació en Berlín Alemania; el 22 de Junio de 1910.

A los 9 años ingresó en el Gymnaisum Hosianum; durante toda su vida como estudiante siempre fue alrededor de 2 años más joven que sus compañeros de clase. A los 14 años Zuse cambió de escuela e ingresó en Realgymnasium.

Zuse ingresó en la Technische Hochschule en Berlín con 17 años para estudiar ingeniería mecánica, aunque luego se cambió a arquitectura y acabó por graduarse como ingeniero civil en 1935. Fue mientras estudiaba, cuando se le ocurrió la idea de construir una máquina para realizar cálculos; al notar que los trabajos de cálculo estadístico en su profesión consumían innumerables horas, que bien podrían emplearse en el desarrollo de nuevas ideas o en la aplicación de nuevos conceptos.

Después de graduarse, Zuse ingresó a la Compañía de Aviones Henschel donde trabajó haciendo análisis de fatiga en los fuselajes y alas de aviones Henschel.   Se dedicó muy en especial al análisis de fatiga de materiales causada por la vibración en los aviones.   Ese trabajo le demandaba una enorme cantidad de cálculos matemáticos y para ello Zuse decidió fabricar su primera computadora que llamó V1 (V por Versuchmodel o modelo experimental), en la sala de estar de la casa de sus padres. Todo el proyecto lo hizo solo y sin tener a la mano ninguna experiencia previamente documentada.

La V 1 estuvo concluida en 1938.   Se trataba de un dispositivo totalmente electromecánico, con una unidad aritmética compuesta de interruptores mecánicos y una memoria que consistía en capas de barras de metal, dispuestas entre láminas de vidrio.   Uno de las más resaltantes características era que podía ser programada por medio de tarjetas perforadas.

El invento de Zuse era una máquina binaria con interruptores de dos posiciones que representaban ceros y unos.   Sin embargo, la V 1 no funcionaba del todo bien debido a las dificultades que presentaban la transmisión de los comandos por medio de conexiones mecánicas.   Pero, por otro lado, la memoria sí funcionaba muy bien.

En 1939, Zuse fue reclutado por el ejército alemán, pero pronto asignado a trabajar en el cuerpo de ingeniería que desarrollaba los proyectos del ejército, en el Instituto Alemán de Investigación Aérea.

Al mismo tiempo que prestaba sus servicios en el citado instituto, Zuse continúo sus trabajos en la sala de su casa y desarrolló una versión más avanzada de su V-1 a la cual denominó V-2. Este modelo lo construyó Zuse con la ayuda de un amigo y estudiante del mismo Instituto Técnico donde Zuse había estudiado, Helmut Schreyer había hecho su carrera en la rama de las telecomunicaciones.

Alfred Teichmann, tuvo conocimiento de los trabajos de Zuse con respecto a las computadoras en una visita que hizo a la casa de éste. Allí vio por primera vez el modelo V-2 y quedó inmediatamente convencido de que máquinas como esa eran las que se necesitaban para resolver algunos de los problemas más graves que se estaban presentado en el diseño de los aviones.

Con la ayuda de Teichmann, Zuse logró conseguir fondos que le permitieron continuar con sus investigaciones un poco más holgadamente, aunque siempre en la sala de su casa, y así surgió, con la colaboración activa de Schreyer, la V-3.

Durante la Segunda Guerra Mundial Wernher von Braun, eminente científico alemán, desarrolló un tipo de bombas cohete denominadas V-1 y V-2, muy célebres sobre todo por el papel que jugaron en los ataques alemanes contra el puerto de Amberes (Bélgica) y Londres (Inglaterra). Para evitar confusión con estas bombas, Zuse determinó cambiar la denominación de sus computadoras que, en adelante, pasaron a conocerse como Z-1, Z-2, Z-3.

El modelo Z-3 desarrollado a finales de 1941 como una computadora de propósito general, fue parcialmente modificado por Zuse con el objetivo de apoyar el esfuerzo bélico alemán. La nueva versión se denominó Z-4 y se utilizó como elemento de teledirección de una bomba volante desarrollada por la compañía Henschel Aircraft Co., para la Luftwaffe.

En 1944, mientras Zuse trabajaba en la terminación de la Z-4, se enteró de la presentación en Estados Unidos de la Mark I de Aiken, la primera computadora digital programable norteamericana.

Al finalizar la guerra, con la caída del régimen nazi, Zuse abandono Berlín llevando consigo todos los elementos de su computadora Z-4 (todos los modelos previos fueron destruidos en los bombardeos a Berlín). Ayudado por un amigo de Wernher von Braun, a quien había conocido en su huída de Berlín, Walter Robert Dornberger, Zuse y von Braun abandonaron Alemania, y Zuse se radicó en la pequeña población Alpina de Suiza, Hinterstein. Allí continuó trabajando en su proyecto, desarrollado su computadora.

En 1947, la Z-4 tenía una capacidad de 16 palabras en la memoria, en 1949 la capacidad había aumentado hasta 64 palabras y en la década de los 50, la memoria de la Z-4 podía contener 1.024 palabras de 32 bits. Además podía multiplicar en un segundo y extraer raiz cuadrada en 5 segundos.

En 1949, Zuse formó la fundación ZUSE KG dedicada al desarrollo de programas de control para computadoras electromecánicas.

En los años 50, Zuse desarrolló la Z-5, la última de las grandes máquinas de cómputo basada en relés. La ZUSE KG creció hasta tener cerca de 1.000 empleados pero, a pesar de ello, al final acabó en la bancarrota en 1957, subsistiendo con dificultad. En 1958, Zuse desarrolló y construyó un graficador o plotter controlado por computadora, el Z64 o Graphomat.

En 1964, la ZUSE KG fue vendida a la Brown , Boveri and Company. En 1966, Zuse fue nombrado profesor honorario de la universidad de Göttingen y en 1967 la ZUSE KG fue finalmente absorbida por la empresa Siemens, trabajando Zuse durante varios años como consultor para ella.

En 1967, Zuse sugirió que el universo en sí mismo es una retícula de computadoras (física digital), en 1969 publicó el libro “Rechnender Raum”. Desde la publicación del libro de Stephen Wolfram , “A New Kind of Science”, esta idea atrajo mucha atención, pues no había evidencia física concluyente en contra de la tesis de Zuse. Los críticos del trabajo de Wolfram dicen que las ideas fundamentales debidas a Zuse.

Entre 1987 y 1989, Zuse recreó la Z 1 y sufrió un ataque cardíaco durante el proyecto. El resultado final tenía 30,000 componentes, costó 800,000 DM, y requirió de cuatro personas para construirla. Los fondos para este proyecto de retrocomputación fueron provistos por Siemens y un consorcio de alrededor de cinco compañías.

Zuse recibió varios premios por su trabajo. Después de su retiro, se enfocó en su afición, la pintura. Zuse murió el 18 de diciembre de 1995 en Hünfeld, Alemania.


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2