Web www.liderazgoymercadeo.com
Domina tus celos
Más de 50 técnicas muy poderosas y efectivas, al alcance de todos, para tomar el control de tu vida
http://e7a53f9gq11ybm876ybx6ug-ax.hop.clickbank.net
 
Como Pintar Con Oleo
Libro para aprender a pintar con óleo de Nacho Quiroga, artista plástico Argentino.
http://6a78bb49s93s2l29ta-8vit-1n.hop.clickbank.net
.
Seminarios in company
Jonny Martìnez
| Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Domina tus celos
Domina tus celos
Activa en tu mente el secreto de la ley de atracción
Activa en tu mente el secreto de la ley de atracción
Como conseguir Novia
Como conseguir Novia
Disfunción nunca más
Disfunción nunca más
Quemando y gozando
Quemando y gozando
Curso inversiones en bolsa de New York
Curso inversiones en bolsa de New York
Biografías
James Watt  

|

Nació en Greenock, Escocia en 1736, hijo de un contratista y armador; se inicia en matemáticas a los 14 años, sin mostrar cualidades extraordinarias, pero adquirió gran habilidad en el taller mecánico de su padre, tanto en herramientas, como en instrumentos de navegación, lo que le dio destreza especial que le fue de gran utilidad en la construcción de instrumentos de precisión.

En el taller londinense de Morgan de Cornhill se perfeccionó en el trabajo de materiales y artificios instrumentales. Al regresar a su país natal se le encomendó la reparación de unos instrumentos de astronomía, trabajo que realizó en el college de Glasgow, así como una máquina atmosférica defectuosa y otro material, lo que le valió la designación de "maestro fabricante de instrumentos matemáticos de la Universidad", o sea, lo que modernamente se llama maestro de taller de precisión.

Watt se dedicó, entonces, a la fabricación de máquinas de vapor y a proseguir con sus investigaciones; inventó el motor rotativo, el motor de doble efecto, el aparato que registra la presión del vapor, el regulador centrífugo, Watt también destacó en la ingeniería civil, e inventó un aparato medidor de distancias, el cual se instalaba en los telescopios.

Su nuevo método para economizar combustible en las máquinas de "vapor" tuvo al principio bastantes dificultades, pero más tarde le procuró, asociado con Boulton, ingresos excepcionales, sobre todo en aquellas regiones donde el carbón era de mayor costo y donde era preciso economizar en la operación de bombeo en minas. Perfeccionamiento notable fue el de transformación del simple movimiento alternativo de su máquina en movimiento circular o de rotación, la puesta a punto del doble efecto, adicionando el volante para la mayor regularidad de la marcha, llegando a construir máquinas de vapor muy prácticas y con mejora de su economía funcional; los grandes centros industriales de Manchester, Birmingham y Londres rápidamente lo implantaron.

Las máquinas de vapor, con los perfeccionamientos de Watt, adquirieron fama por todo el continente. En Francia fueron inmediatamente conocidas y hasta se trató de introducirlas para el bombeo del agua del Sena, para el abastecimiento parisino y del Palacio de Versalles; en este último caso el proyecto no fue realizado a causa de los movimientos revolucionarios en Francia. La gran expansión industrial de los siglos XVIII y XIX fue posible gracias a esta clase de máquinas que señalaron, en su apogeo, la "época del vapor". Encontraron aplicaciones como fuerza motriz, resultante de la transformación de la fuerza expansiva del vapor en esfuerzo mecánico, aplicado a toda clase de trabajos; singularmente en las minas, iniciaron su empleo industrial, y pasaron a fábricas y talleres; el vapor como fuerza motriz hizo posible la navegación marítima rápida y la terrestre con las locomotoras; dieron nota de semejanza imitativa en otra clase de mecanismos, ya diferenciados, como los motores de combustibles líquidos, que mantienen en aprovechamiento la fuerza de expansión de los gases producidos.

La importancia de su invento radica en que es una de las claves de la Revolución Industrial, al conseguir multiplicar el aporte de fuerza reduciendo el gasto de energía. Su aplicación, la máquina de vapor, se dio en minería y comunicaciones, especialmente. La aparición de la energía eléctrica no desbancó al uso del vapor hasta muchos años después. La importancia de su invención le hizo ser premiado por la Real Sociedad londinense y la Academia de Ciencias de Francia. Además, ve multiplicarse el número de máquinas de vapor en Inglaterra, que serán ya en 1830 unas 10.000. al reconocimiento intelectual le acompaña el éxito económico, pues, junto a su socio Boulton, se encargaron de la fabricación y distribución de sus máquinas y la comercialización de sus patentes. Falleció en Birmingham el 5 de agosto de 1819.

James Watt es conocido como el padre de la revolución industrial y como un homenaje hacia él, se dio el nombre de vatio o watt a la unidad de potencia eléctrica en el sistema internacional.





Otras Biografías
Abraham Lincoln
Abraham Stoker
Adam Smith
Ada Lovelace
Agatha Christie
Aime Bonpland

Albert Einstein

Albert Schweitzer
Alejandro Magno
Alessandro Volta
Alec Guinness
Alexander Fleming
Alexander von Humboldt
Alfred Adler
Alfred Bernhard Nobel
Alfred Carlton Gilbert
Alfred Joseph Hitchcock
Alfred Mosher Butts
Ana Frank
André Citroën
Andres Bello
Antoine de Saint-Exupéry
Antonio José de Sucre
Antonio Vivaldi
Aquiles Nazoa
Aristóteles
Armando Reverón
Arthur Ignatius Conan Doyle
Arturo Michelena
Arturo Uslar Pietri
Auguste Comte
Ayrton Senna
Benjamin Franklin
Bertrand Russell
Billo Frómeta
Blaise Pascal
Bruce Lee
Buda
Carl Gustav Jung
Carlomagno
Carlos Saavedra Lamas
Celia Cruz
Charles August Lindbergh
Charles Brace Darrow
Charles John Huffman Dickens
Charles Nelson Goodyear
Charles Robert Darwin
Charles Spencer Chaplin
Chester Floyd Carlson
Christopher Latham Scholes
Christopher Reeve
Cristóbal Colón
Coco Chanel
Dante Alighieri
Desiderio Erasmo de Rotterdam
Diana de Gales
Edgar Allan Poe
Elizabeth Cady Stanton
Enzo Ferrari
Ernest Miller Hemingway
Euclides
Eugenio Mendoza Goiticoa
Eurípides
Eva Perón
Federico García Lorca
Fernando de Magallanes
Florence Nightingale
Francisco de Miranda
Francisco José de Goya y Lucientes
Franklin Delano Roosevelt
Frederick Chopin
Frederick Henry Royce
Galileo Galilei
George Eastman
George Stephenson
George Washington
George Westinghouse
Giovanni Agnelli
Gottlied Wilhelm Daimler
Harry Houdini
Henry Ford
Henry John Heinz
Herbert George Wells
Hermanos Davidson
Hermanos Wright
Hipócrates
Indira Gandhi
Isaac Asimov
Isaac Newton
Isaías Medina Angarita
Jacques Yves Costeau
Jakob Ludwig Felix Mendelssohn-Bartholdy
James Watt
Jesucristo
Johann Gregor Mendel
Johann Sebastian Bach
John Dalton
John F. Kennedy
John Ronald Reuel Tolkien
John Winston Lennon
Johannes Gutenberg
Johannes Kepler
Jonathan Swift
José Antonio Anzoategui
José de San Martín
José Félix Ribas
José Julián Martí
Jóvito Villalba
Juan Pablo II
Juan Pablo Pérez Alfonzo
Juana de Arco
Julio Cesar
Julio Verne
King Camp Gillette
Konrad Zuse
Ladislao José Biro
Leo Hendrik Baekeland
Leonardo da Vinci
Levi Strauss
Lewis Carroll
Lisandro Alvarado
Lope Felix de Vega y Carpio
Louis Braile
Louis Pasteur
Louis Renault
Ludwig Van Beethoven
Madre Teresa de Calcuta
Mahatma Gandhi
Mahoma
Manuela Sáenz
Marco Polo
Marie Curie
Mari Wollstonecraft
Mark Twain
Martin Luther King
Miguel Angel
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel Otero Silva
Montesquieu
Morris Michtom
Napoleón Bonaparte
Nicolás Copérnico
Nikola Tesla
Niels Bohr
Ole Kirk Christiansen
Oscar Wilde
Pablo Picasso
Pedro Gual
Platón
Preston Thomas Tucker
Raúl Leoni
Rembrandt Harmenszoon van Rijn
Rene Descartes
Robert Hutchings Goddard
Robert Louis Stevenson
Roger Bacon
Rómulo Betancourt
Romulo Gallegos Freire
Rubén Darío
Rudolph Christian Carl Diesel
Ruth Handler
Salvador Dali
San Agustín de Hipona
Santiago Mariño
Simón Bolívar
Simón Rodríguez
Sigmund Freud
Sócrates
Soichiro Honda
Sor Juana Inés de la Cruz
Stanley Kubrick
Thomas Alva Edison
Thomas J. Watson
Victor Hugo
Viktor Frankl
Vladimir Kosma Zworykin
Voltaire
Walt Disney
Wernher Magnus Maximiliam von Braun
William Crapo Durant
William Denby Hanna
William Shakespeare
William Wallace
Winston Churchill
Wolfgang Amadeus Mozart
Yasser Arafat
Control de la Ira
Técnicas de gran alcance para identificar desde la raíz, las causas de la ira, esto te permitirá a ti y a tus sus seres queridos, vivir finalmente, una vida feliz, pacífica y agradable
Cure su artritis
Olvídese del dolor con un método simple y natural, sin pastillas o costosos tratamientos
Como convencer a los demás
La ruta mental del oyente

Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2