José Félix Ribas

Nació en Caracas el 19 de septiembre de 1.775. Siendo sus padres Don Marcos Ribas y Doña Petronila Herrera Martínez.

Desde muy pequeño recibió una buena educación. En cierta etapa de su vida, José Félix sintió inclinación por convertirse en religioso de la orden de San Francisco; sin embargo, luego decidió dedicarse a atender sus tierras y propiedades en el campo.

El 1 de febrero de 1.796 contrajo matrimonio con María Josefa Palacios, tía de Simón Bolívar.

El 8 de mayo de 1.799, presenció la ejecución, en la Plaza Mayor de Caracas, de José María España.

En 1.808, comenzó a asistir a reuniones de índole conspirativas que se efectuaban en Caracas, y cuyos principales dirigentes eran los hermanos Bolívar.

Cuando estalló la revolución, el 19 de abril de 1810, Ribas fue uno de los que entusiasmó al pueblo para que se uniesen al movimiento patriota. Desde joven estuvo muy ligado a Simón Bolívar. Su actividad y reconocido patriotismo lo llevan al Ayuntamiento. El 25 de abril es miembro del Gobierno Provisorio.

En octubre de 1.810, como líder de los pardos caraqueños, organizó una protesta pública por el asesinato cometido en Quito, el 2 de agosto de 1810, de 28 patriotas por las autoridades realistas.

En abril de 1.811 Ribas regresó a Caracas. Su primera tarea militar había sido la creación del batallón de Milicias Regladas de Blancos de Barlovento, en 1.810. Bajo las órdenes del general Francisco de Miranda hizo la campaña contra Domingo de Monteverde (1812); en esa ocasión fue enviado con su batallón en refuerzo del coronel Juan Pablo Ayala, quien defendía el portachuelo de Guaica.

En 1.812, después de la caida de la 1ª República, se marchó con Bolívar a Curazao. De allí, se fueron a Nueva Granada.

En Ocaña se unió a Bolívar a comienzos de 1.813, y con él marchó a San José de Cúcuta, y actuó en la batalla victoriosa librada en aquella localidad contra el coronel Ramón Correa (28 de febrero de 1.813). Mandó la división de retaguardia en la Campaña Admirable, iniciada en Cúcuta el 14 de mayo de 1.813. Triunfó en Niquitao contra José MartÌ (2 julio) y contra Francisco Oberto en Los Horcones (11 julio). Concluida la campaña, Bolívar lo nombró gobernador militar de la ciudad de Caracas y comandante de la provincia de Caracas. El 13 de septiembre de 1.813 arribó frente a La Guaira una expedición integrada por el regimiento de infantería de Granada, cuyo jefe era el coronel Miguel Salomón, procedente de España.

Con anticipación había tenido Ribas conocimiento de su llegada, lo cual le brindó la oportunidad para tratar de capturarlo o destruirlo. Se trasladó al puerto e hizo los arreglos para hacer creer a Salomón que todo estaba controlado por los realistas; Ribas fingió ser uno de ellos. La operación fracasó por un incidente que se presentó en momentos cuando las tropas del Granada se disponían a desembarcar, y los buques españoles con las tropas se trasladaron a Puerto Cabello dominado entonces por los realistas. El 5 de octubre del mismo año, Ribas fue ascendido a mariscal de campo y días más tarde, merced al decreto de Bolívar sobre uniformes, divisas y graduaciones (17 octubre), cambió este título por el de general de división, su equivalente.

Durante los días 23, 24 y 25 de noviembre de 1.813 combatió con éxito en la batalla de Vigirima contra el regimiento de Granada, al cual obligó a replegarse a Puerto Cabello. De Vigirima se trasladó Ribas a Valencia y de allí a la línea del sitio de Puerto Cabello, donde tomó el mando de las fuerzas sitiadoras y con ellas tomó por asalto al pueblo exterior y los fuertes de Trincherón y San Luis. Aun cuando no pudo tomar el castillo de San Felipe, su acción contribuyó al estrechamiento del sitio que, con anterioridad, dirigía el coronel Luciano D'Elhuyar. En diciembre de 1.813 recibió la Orden de los Libertadores, de reciente creación por Bolívar.

Después de haber vencido a Vicente Campo Elías en La Puerta (3 de febrero de 1.814), José Tomás Boves organizó 3 columnas; una (Francisco Rosete) marchó a Caracas por los valles del Tuy; otra (Francisco Tomás Morales), por La Victoria se dirigió hacia Caracas; la tercera quedó en Villa de Cura como reserva. De Caracas se dirigió Ribas a La Victoria donde derrotó a Morales (12 de febrero de 1.814 ). Regresó a Caracas y de allí marchó contra Rosete y lo venció en Charallave (20 febrero). Un mes más tarde, de Caracas condujo nuevamente sus fuerzas hacia Ocumare del Tuy, contra Rosete, a quien venció el 20 de marzo. Este triunfo le valió su ascenso a general en jefe el 23 de marzo.

A comienzos de mayo hizo Bolívar en Valencia una concentración de fuerzas con las cuales debía actuar contra Boves en los llanos, pero ante la presencia del mariscal de campo Juan Manuel Cajigal en la sabana de Carabobo, suspendió la operación inicial e, incorporado Ribas con 800 hombres llevados de Caracas, se dirigió contra Cajigal, a quien venció en el Campo de Carabobo (28 mayo de 1.814); en esa acción el general Ribas mandaba la reserva del ejército de Bolívar. De Carabobo retornó Ribas a Caracas.

Después de la derrota sufrida ante las fuerzas de Boves en La Puerta (15 de junio de1.814), Bolívar se retiró a Caracas y de acuerdo con Ribas trató de organizar la defensa de la ciudad, pero vista la imposibilidad para ello, decidió ejecutar lo que se conoce como la Emigración a Oriente. Ribas le acompaña. Mientras, Bolívar llevaba a cabo en Barcelona las operaciones que concluyeron con su derrota en la batalla de Aragua de Barcelona (17 de agosto de 1.814). Ribas, con el resto de las fuerzas, espera en Cariaco. De Barcelona pasó Bolívar a Cumana, donde se embarcó (25 de agosto de 1.814) en el buque de José Bianchi para tratar de salvar los caudales y suministros confiados a este marino. El 5 de septiembre recaló Bolívar en Carúpano. Durante ese lapso, Ribas había asumido el mando en jefe del ejército del Libertador, por ausencia de su titular.

El 8 del mismo mes después de haber sido desconocida su autoridad por Ribas y Manuel Piar, Bolívar y Santiago Mariño se embarcaron para Cartagena de Indias, en compañía de D'Elhuyar, Mariano Montilla, José Francisco Azcue y otros. Ribas se trasladó a Maturín con sus tropas y con las dejadas por Bolívar y, en coordinación con el general José Francisco Bermúdez realizó las operaciones finales de la Segunda República. El 5 de diciembre se enfrentó a Boves en la sabana de Urica donde fue derrotado por el jefe realista. Días más tarde organizó en Maturín una fuerza y de nuevo los realistas le vencieron (11 de diciembre de 1.814). De aquella plaza se retiró Ribas al alto llano donde fue capturado por los realistas, quienes lo decapitaron en Tucupido el 31 de enero de 1.815.

Su cabeza fue frita en aceite y enviada a Caracas; luego fue expuesta en una jaula de hierro, en el sitio conocido como la Puerta de Caracas.


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2