George Stephenson

Nació en Wylam, ocho millas de Newcastle-sobre-Newcastle-upon-Tyne, el 9 de junio de 1781, era hijo de un bombero de una mina de carbón, criado en el seno de una familia con pocos recursos, desde muy pequeño tuvo que trabajar como vaquero. La cabaña donde vivió la familia de Stephenson estaba al lado del Wylam Wagonway, y George creció con un interés por las máquinas. Un accidente laboral dejó ciego a su padre, que manejaba una máquina de vapor para extraer agua de la mina, por lo que se tuvo que reemplazarle en el puesto.

George era un muchacho ambicioso y en la edad de dieciocho comenzó a atender a las clases de tarde donde aprendió leer y escribir. En 1.802 se casó con Frances Henderson; para ganar el dinero adicional, reparaba relojes.

En 1813 inicia un proyecto para mejorar el transporte del carbón. Construye un aparato, al que denominó Blucher, con un sistema de extracción del vapor optimizado, respecto a otros ingenios ya existentes, y una caldera que mejoraba el rendimiento. Otro de los inventos que se le atribuyen es una lámpara para los mineros, cubierta con una malla que reducía las probabilidades de que se apagara.

Fue director del primer tendido férreo, que comunicó Stockton con Darlington. También se le encargó la construcción de la vía férrea que comunicó el puerto de Liverpool con la ciudad de Manchester en Gran Bretaña.

El éxito del ferrocarril llevó a Stephenson a ser solicitado por otros países europeos como Bélgica, Suiza y España para la construcción de nuevos tendidos.

En los años posteriores se extendió la creación del ferrocarril en diversos países de todo el mundo, lo cual contribuyó en gran medida al progreso y al comercio y facilitó los viajes por tierra.

Tras una larga batalla tecnológica y rechazo de los campesinos y agricultores, el 15 de septiembre de 1830 queda inaugurada la línea Liverpool-Manchester, en cuya ceremonia desfilaron ocho locomotoras ante la presencia del duque de Wellington, primer ministro de Inglaterra; después de la competencia de construcción de máquinas, donde participaron sólo cuatro registros, entre ellas, la de Stephenson.

A partir de 1833, aparecen compañías para financiar el proyecto de Stephenson, y con la finalidad de tender la red ferroviaria en todo el país, que resulta interesante para el desarrollo textil de Inglaterra durante la Revolución Industrial
George viaja al extranjero, desde donde dirige sus obras de construcción y recibe, revisa y asesora los proyectos correspondientes a Bélgica, Alemania y España; rechaza la participación en el Parlamento inglés, manteniendo su humildad característica.

Durante su existencia contrae matrimonio durante tres ocasiones, el último con una duración de sólo tres años.

Retirado de las máquinas, se dedica a la jardinería muriendo de fiebre el 12 de agosto de 1848; se erige un monumento en Chesterfield, recordando al inventor de la primera locomotora.

La expansión ferroviaria y el interés de George Stephenson por la aplicación útil de éste nuevo sistema de transporte, hacen posible el reemplazo de los canales de navegación y por ende la transformación de los medios de comunicación, primero en Inglaterra, después en el resto de Europa y por último, en todo el mundo.


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2