Carl Gustav Jung

Nació el 26 de julio de 1875 en Kessewil, Suiza. Hijo de Paul Jung y de Emilie Preiswerk Jung. Jung creció rodeado de una familia muy educada y extensa que incluía a unos cuantos clérigos y algunos excéntricos también.

Su padre lo inició en el latín a la edad de 6 años, lo que desde el principio aceptó con gran interés, en especial por el lenguaje y la literatura antigua. Además de leer la mayoría de las lenguas modernas del occidente europeo, Jung también leía alternativamente varias otras lenguas antiguas como el sánscrito.

Jung era un chico solitario en su adolescencia, no le importaba mucho el colegio y no soportaba la competición. Acudió a un colegio interno en Basel, Suiza, donde se encontró frontalmente con los celos de sus compañeros. Empezó a utilizar la enfermedad como excusa, desarrollando una tendencia de desmayarse cuando estaba sometido a una gran presión.

Aunque su primera elección de carrera fue la arqueología, se decidió por la medicina en la Universidad de Basel. Allí conoció al famoso neurólogo Kraft-Ebing, y llegó a trabajar para él. Bajo su influencia, estudió psiquiatría.

Poco después de su licenciatura, Jung se estableció en el Hospital Mental de Burghoeltzli en Zurich bajo la tutela de Eugene Bleuler.

En 1903, Jung se casa con Emma Rauschenbach. En aquel tiempo, también dedicó parte de su tiempo a dar clases en la Universidad de Zurich y mantenía una consulta privada.

Jung era un gran admirador de Freud, y le conoció en Viena en 1907. Dice la historia que después de conocerle, Freud canceló todas sus citas del día, para continuar una conversación que duraría 13 horas continuas. ¡Tal fue el impacto de este encuentro entre estas dos mentes privilegiadas!. Eventualmente, Freud consideró a Jung como el príncipe de la corona del psicoanálisis y su mano derecha.

Jung nunca se apoyó en su totalidad a la teoría freudiana. Su relación empezó a enfriarse en 1909, durante un viaje a América. En este viaje, ambos se entretenían analizándose los sueños de cada uno, cuando en un momento determinado Freud demostró una excesiva resistencia a los esfuerzos de análisis de Jung. Finalmente, Freud le dijo que debían parar, ya que él se sentía con temor a perder su autoridad. Evidentemente, Jung se sintió insultado.

Freud y Jung intercambian correspondencia por los próximos siete años, y la relación va cambiando a través del tiempo, Jung pasa de ser sumiso ante Freud hasta ser catalogado como el príncipe coronado. Luego que Jung se interesara por la mitología y desarrollara conceptos distintos a los de Freud, la correspondencia entre ellos termina definitivamente.

En 1944, Jung padece un grave infarto y la enfermedad lo obliga a dimitir de la cátedra en la Universidad de Psicología Médica de Basel. Un año más tarde, en 1945, recibe el doctorado honorífico de la Universidad de Ginebra, e, igualmente escribe Nach del Katastrophe. Después de la guerra, Jung realiza muchos viajes, visitando, por ejemplo, a las tribus de África, América e India.

Jung se jubiló en 1946 porque padeció un segundo infarto. Aprueba la fundación del Instituto C.G. Jung de Zurich en 1948. Cuatro años más tarde escribe un trabajo sobre la sincronicidad y Respuesta a Job.

En 1955 Jung recibe el título honorífico del Eidgenössische Technische Hochscule. Desafortunadamente, muere Emma Jung ese mismo año. Publica Mysterium coniunctionis. Comienza a trabajar con Aniela Jaffé sobre su autobiografía, Recuerdos, sueños y pensamientos en 1957.

En 1960 Jung empieza a trabajar en El hombre y sus símbolos.

Jung murió el 6 de junio de 1961 en su casa de Zurich.


Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2