Web www.liderazgoymercadeo.com
Curso de Desarrollo Web Completo 2.0
Aprende haciendo! HTML5, CSS3, Javascript, jQuery, Bootstrap 4, WordPress, PHP, MySQL, APIs, apps mviles y Python
 
Programa Líder Eficaz
Por fin un sistema paso a paso centrado en desarrollar tu habilidad para triunfar en esa nueva empresa o equipo al que te acabas de incorporar
.
Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Curso de Desarrollo Web Completo 2.0
Curso de Desarrollo Web Completo 2.0
Como colocarte metas
Como colocarte metas
Gana un sueldo trabajando desde casa y despide a tu jefe
Gana un sueldo trabajando desde casa y despide a tu jefe
Udemy.com Home page 160x600
Biografías
Coco Chanel

|

Nació en 1883, lejos de París, y supo muy pronto de abandonos y orfanatos dirigidos por monjas que, con el correr del tiempo, convirtió en "tías" a la hora de conceder entrevistas. Ya a los veinte años se lanzó a la vida social desde los márgenes, como costurera de un círculo compuesto por jóvenes militares amantes de la hípica, en Moulins.

Como no provenía de una familia aristocrática, su destino parecía perfilarse como el de mera acompañante. El género "mujer mantenida", en la Francia de la bella época, tenía varios matices que iban desde la grande horizontale, que acababa con la fortuna y el buen nombre del sujeto, hasta la prostituta de la calle, pasando por la irregulire, que no podía por algún motivo casarse con el caballero, y la célebre cocotte.

Coco Chanel distorsionó sabiamente un destino seguro de cocotte y desafió las convenciones. Con un instinto comercial notable que la acompañaría toda su vida, descubrió que el asunto pasaba por su vestuario personal. Mientras las cocottes se vestían de manera recargada, ella comenzó a despojarse cada vez más. Allí se inicia la leyenda que asegura que su lugar en el destino de la moda femenina del siglo XX comenzó por los consejos que le pedían el resto de las mujeres.

Hizo de su propio gusto un verdadero negocio pero, además, fue la encargada de liberar de apremiantes corsés (prácticos y simbólicos) a las mujeres. Descomprimió así el universo del ropaje femenino, otorgándole al cuerpo de las mujeres una libertad que desconocían, promoviendo el uso de géneros hasta entonces considerados bastos, como el tejido. No es exagerado decir que la liberación en los movimientos de los cuerpos terminó por trasladarse a otras liberaciones.

En términos sociales y políticos, Coco fue tan discutida como el siglo o, más precisamente, como la gran mayoría de los franceses de su tiempo. Hasta su llegada al universo de la moda, el diseñador o el modisto era apenas un integrante más del cuerpo de sirvientes de las clases adineradas. Jamás una mujer de la sociedad podía considerar un par a un modisto y ni siquiera se dignaban a saludarlo por la calle. Con Chanel cambió eso. A su vigoroso rechazo por los reclamos de los obreros, sumó una distintiva orientación para juntarse con las clases altas y los poderosos de todo signo político. Como ejemplo basta su último amante, un diplomático alemán con quien pasó un tiempo durante la ocupación nazi, cuando ya tenía 58 años.

No dibujaba sus diseños sino que trabajaba sobre el cuerpo de las modelos horas y horas. Era casi una escultora de vestidos. Sus clásicos vestidos negros, sus trajes de chaqueta y pollera corta, sus blusas blancas despojadas surgieron de esas pruebas.

A los cuarenta decidió que le faltaba su propio perfume. De las diversas muestras que le acercaron, la número 5 se llevó su aprobación. Desde entonces el Chanel número 5, el mismo con el que dormía Marilyn, se convirtió en la fragancia del siglo.

Multimillonaria y muy sola, Coco Chanel murió en sus habitaciones del Hotel Ritz a los 88 años, un domingo de enero de 1.971.

Coco creyó firmemente que la elegancia en la ropa significa "libertad al moverse".

Las mujeres de París siguieron sus pasos y eventualmente sus legendarios diseños encontraron el camino a los guardarropas de las damas de muchas partes del mundo.

Creó clásicos de la moda. Por mencionar algunas de sus aportaciones, quién puede olvidar el Chanel "suit", el vestidito negro ("little black dress"), el suéter con cuello de tortuga, los sacos, las gabardinas y las chaquetas ("french coat") que antes eran sólo para hombres.

Es de admirar que en una sociedad como la de París, en donde se veía a las mujeres de la aristocracia lucir sus finísimas joyas, Coco Chanel revolucionara la moda con una increíble colección de joyería de fantasía.

Las famosas tiras de perlas alrededor del cuello, los cintos de cadena, los aretes y las pulseras de aleaciones de distintos metales que sustituyeron al oro, siguen adornando a las mujeres de este siglo.

Sin olvidar las bolsas acolchadas o "quilted" que marcaron un sello clásico que no sólo dejó huella sino que hoy por hoy sigue siendo un signo de elegancia y distinción.

El juego y la combinación de los colores clásicos, tanto el beige como el blanco y el negro, caracterizaron sus colecciones de ropa. El coordinado se veía tanto en vestidos de noche como en trajes sastres. Y precisamente en éstos marcó otro de sus grandes sellos: los puños y el cuello blanco.

Gracias al buen gusto que tenía Coco para la mezcla de tonalidades, llegó a vestir literalmente a la mujer de los pies a la cabeza, dejándonos una gran herencia clásica en los zapatos de dos tonos con traba y el talón casi desnudo.





Otras Biografías
Abraham Lincoln
Abraham Stoker
Adam Smith
Ada Lovelace
Agatha Christie
Aime Bonpland

Albert Einstein

Albert Schweitzer
Alejandro Magno
Alessandro Volta
Alec Guinness
Alexander Fleming
Alexander von Humboldt
Alfred Adler
Alfred Bernhard Nobel
Alfred Carlton Gilbert
Alfred Joseph Hitchcock
Alfred Mosher Butts
Ana Frank
André Citroën
Andres Bello
Antoine de Saint-Exupéry
Antonio José de Sucre
Antonio Vivaldi
Aquiles Nazoa
Aristóteles
Armando Reverón
Arthur Ignatius Conan Doyle
Arturo Michelena
Arturo Uslar Pietri
Auguste Comte
Ayrton Senna
Benjamin Franklin
Bertrand Russell
Billo Frómeta
Blaise Pascal
Bruce Lee
Buda
Carl Gustav Jung
Carlomagno
Carlos Saavedra Lamas
Celia Cruz
Charles August Lindbergh
Charles Brace Darrow
Charles John Huffman Dickens
Charles Nelson Goodyear
Charles Robert Darwin
Charles Spencer Chaplin
Chester Floyd Carlson
Christopher Latham Scholes
Christopher Reeve
Cristóbal Colón
Coco Chanel
Dante Alighieri
Desiderio Erasmo de Rotterdam
Diana de Gales
Edgar Allan Poe
Elizabeth Cady Stanton
Enzo Ferrari
Ernest Miller Hemingway
Euclides
Eugenio Mendoza Goiticoa
Eurípides
Eva Perón
Federico García Lorca
Fernando de Magallanes
Florence Nightingale
Francisco de Miranda
Francisco José de Goya y Lucientes
Franklin Delano Roosevelt
Frederick Chopin
Frederick Henry Royce
Galileo Galilei
George Eastman
George Stephenson
George Washington
George Westinghouse
Giovanni Agnelli
Gottlied Wilhelm Daimler
Harry Houdini
Henry Ford
Henry John Heinz
Herbert George Wells
Hermanos Davidson
Hermanos Wright
Hipócrates
Indira Gandhi
Isaac Asimov
Isaac Newton
Isaías Medina Angarita
Jacques Yves Costeau
Jakob Ludwig Felix Mendelssohn-Bartholdy
James Watt
Jesucristo
Johann Gregor Mendel
Johann Sebastian Bach
John Dalton
John F. Kennedy
John Ronald Reuel Tolkien
John Winston Lennon
Johannes Gutenberg
Johannes Kepler
Jonathan Swift
José Antonio Anzoategui
José de San Martín
José Félix Ribas
José Julián Martí
Jóvito Villalba
Juan Pablo II
Juan Pablo Pérez Alfonzo
Juana de Arco
Julio Cesar
Julio Verne
King Camp Gillette
Konrad Zuse
Ladislao José Biro
Leo Hendrik Baekeland
Leonardo da Vinci
Levi Strauss
Lewis Carroll
Lisandro Alvarado
Lope Felix de Vega y Carpio
Louis Braile
Louis Pasteur
Louis Renault
Ludwig Van Beethoven
Madre Teresa de Calcuta
Mahatma Gandhi
Mahoma
Manuela Sáenz
Marco Polo
Marie Curie
Mari Wollstonecraft
Mark Twain
Martin Luther King
Miguel Angel
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel Otero Silva
Montesquieu
Morris Michtom
Napoleón Bonaparte
Nicolás Copérnico
Nikola Tesla
Niels Bohr
Ole Kirk Christiansen
Oscar Wilde
Pablo Picasso
Pedro Gual
Platón
Preston Thomas Tucker
Raúl Leoni
Rembrandt Harmenszoon van Rijn
Rene Descartes
Robert Hutchings Goddard
Robert Louis Stevenson
Roger Bacon
Rómulo Betancourt
Romulo Gallegos Freire
Rubén Darío
Rudolph Christian Carl Diesel
Ruth Handler
Salvador Dali
San Agustín de Hipona
Santiago Mariño
Simón Bolívar
Simón Rodríguez
Sigmund Freud
Sócrates
Soichiro Honda
Sor Juana Inés de la Cruz
Stanley Kubrick
Thomas Alva Edison
Thomas J. Watson
Victor Hugo
Viktor Frankl
Vladimir Kosma Zworykin
Voltaire
Walt Disney
Wernher Magnus Maximiliam von Braun
William Crapo Durant
William Denby Hanna
William Shakespeare
William Wallace
Winston Churchill
Wolfgang Amadeus Mozart
Yasser Arafat
Quondos
Adiós intestino irritable
El único sistema natural, rápido, sin drogas riesgosas ni efectos secundarios, que le garantiza que su salud intestinal se mantendrá perfecta
Oportunidad: Curso yoga iyengar 100% español
Programa de yoga iyengar. Principiantes y avanzados. videos HD. 100% español.
Serie Aprende: Negociación Efectiva
Como lograr el mejor acuerdo.
 

Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com