Web www.liderazgoymercadeo.com
Cure su artritis
Olvídese del dolor con un método simple y natural, sin pastillas o costosos tratamientos
 
Control de la Ira
Técnicas de gran alcance para identificar desde la raíz, las causas de la ira, esto te permitirá a ti y a tus sus seres queridos, vivir finalmente, una vida feliz, pacífica y agradable
.
Seminarios in company
Jonny Martìnez
| Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Cure su artritis
Cure su artritis
Programa Líder Eficaz
Programa Líder Eficaz
Marketing en Redes Sociales
Marketing en Redes Sociales
Biografías
Alfred Adler

|

Nació el 7 de febrero de 1870 en los suburbios de Viena, Austria, como ciudadano húngaro; sin embargo, en 1911 obtuvo la nacionalidad austriaca. Era el segundo de seis hijos, fruto de un matrimonio de un comerciante judío de granos y su mujer.

Durante sus primeros años, sufrió a causa de numerosas enfermedades graves. Una de ellas, el raquitismo, que le impidió caminar hasta los cuatro años. Adler luchó firmemente por sobreponerse a su debilidad física. Cuando tenía tres años de edad, vio a su hermano menor morir en la cama que compartía con él. Dos veces durante su infancia Adler fue atropellado en las calles. Comenzó a temer a la muerte, y su temor se incrementó notablemente cuando a la edad de 5 años, enfermó gravemente de pulmonía. Fue a esta edad cuando decidió que de mayor sería médico.

Adler fue un niño común muy apegado a su padre y prefería jugar en el patio antes de embarcarse en los estudios. Durante sus años escolares, hubo una ocasión, donde su maestro le pide a su padre que lo saque de la escuela y que lo pusiera a hacer otra cosa, porque nunca se graduaría de la escuela. En ese momento, Alfred había perdido el interés por la escuela, ya que había fracasado en matemáticas. Su padre se burló del maestro y expresó su desacuerdo a su hijo. Después de esto, decidió mostrar a su maestro que él podía, en poco tiempo se convirtió en el primero de su clase en matemáticas y nunca más experimentó ninguna dificultad en sus estudios.

A los 18 años Adler entró a la Universidad de Viena a estudiar medicina y recibió su título de médico de la Universidad de Viena en 1895. Durante sus años de instrucción, se unió a un grupo de estudiantes socialistas, dentro del cual conocería a la que sería su esposa, Raissa Timofeyewna Epstein, una intelectual y activista social que provenía de Rusia a estudiar en Viena. Se casaron en 1897 y eventualmente tuvieron cuatro hijos, dos de los cuales se hicieron psiquiatras.

En 1898, a la edad de 28 años, Adler escribe su primer libro. Hacia el año 1900 comenzó a mostrar interés por las doctrinas psicoanalíticas. En 1902, Adler es uno de los pocos que reaccionaron favorablemente al libro sobre la interpretación de los sueños de Sigmund Freíd.

En 1907 Adler fue invitado a unirse al grupo de discusión de Freud. Después de escribir varios artículos sobre la inferioridad orgánica, los cuales eran bastante compatibles con el punto de vista freudiano, escribió primero un artículo sobre el instinto agresivo, el cual no fue aprobado por Freud. Seguidamente redactó un artículo sobre los sentimientos de inferioridad de los niños, en el que sugería que las nociones sexuales de Freud debían tomarse de forma más metafórica que literal.

Aunque el mismo Freud nombró a Adler presidente de la Sociedad Analítica de Viena y co-editor de la revista de la misma, éste nunca cesó en su crítica. Se organizó entonces un debate entre los seguidores de Adler y Freud, lo que resultó en la creación, junto a otros 11 miembros de la organización, de la Sociedad para el Psicoanálisis Libre en 1911.

En 1912, Adler publica su libro más relevante, “El carácter neurótico”. En él desarrolla conceptos como el ‘interés social' y el ‘estilo de vida', con los que estructura su análisis del comportamiento individual en sociedad. Está considerado como uno de los fundadores de la psicología social.

Durante la Primera Guerra Mundial, Adler sirvió como médico en la Armada Austríaca, primero en el frente ruso y luego en un hospital infantil. Así, tuvo la oportunidad directa de ver los estragos que la guerra producía, por lo que su visión se dirigió cada vez más hacia el concepto de interés social. Creía que si la humanidad pretendía sobrevivir, tendría que cambiar sus hábitos.

Luego de retornar de su deber militar de estar en la guerra, en 1918 Adler funda algunas guías para niños en clínicas de Viena.

En 1926, Adler es invitado a una conferencia de la Universidad de Columbia, y desde 1932 fue catedrático de psicología médica en la Facultad de Medicina de Long Island. Durante los próximos años pasa sus meses de verano, de mayo a octubre, en la ciudad de Viena, y el resto del año académico en conferencias dentro de los Estados Unidos. Las conferencias de Adler eran muy concurridas desde el principio, y se comunicaba fácilmente a su audiencia en inglés, tanto como lo hacía utilizando el alemán, su lengua nativa.

En 1934, Adler y su familia abandonan Viena para siempre debido al triunfo de Adolfo Hitler en Alemania.

Murió el 28 de mayo de 1937, cuando de repente colapsó mientras caminaba en la calle y murió de una falla en el corazón en pocos minutos; estaba en Aberdeen, Escocia, dando una serie de conferencias en la Universidad.

Entre los trabajos más importantes de Adler, figuran: “Studien über Minderwertigkeit von Organen” (“Estudio sobre la inferioridad de los órganos”, 1907), “Über den nervösen Charakter” (“El carácter nervioso”, 1912), “Praxis und Theorie der Individual-psychologie” (“Práctica y teoría de la psicología individual”, 1920), “Das Problem der Homosexualität” (“El problema de la homosexualidad”, 1917), “Menscherkenntnis” (“El conocimiento del hombre”, 1927) y “Der Sinn des Lebens” (“El sentido de la vida”, 1933).





Otras Biografías
Abraham Lincoln
Abraham Stoker
Adam Smith
Ada Lovelace
Agatha Christie
Aime Bonpland

Albert Einstein

Albert Schweitzer
Alejandro Magno
Alessandro Volta
Alec Guinness
Alexander Fleming
Alexander von Humboldt
Alfred Adler
Alfred Bernhard Nobel
Alfred Carlton Gilbert
Alfred Joseph Hitchcock
Alfred Mosher Butts
Ana Frank
André Citroën
Andres Bello
Antoine de Saint-Exupéry
Antonio José de Sucre
Antonio Vivaldi
Aquiles Nazoa
Aristóteles
Armando Reverón
Arthur Ignatius Conan Doyle
Arturo Michelena
Arturo Uslar Pietri
Auguste Comte
Ayrton Senna
Benjamin Franklin
Bertrand Russell
Billo Frómeta
Blaise Pascal
Bruce Lee
Buda
Carl Gustav Jung
Carlomagno
Carlos Saavedra Lamas
Celia Cruz
Charles August Lindbergh
Charles Brace Darrow
Charles John Huffman Dickens
Charles Nelson Goodyear
Charles Robert Darwin
Charles Spencer Chaplin
Chester Floyd Carlson
Christopher Latham Scholes
Christopher Reeve
Cristóbal Colón
Coco Chanel
Dante Alighieri
Desiderio Erasmo de Rotterdam
Diana de Gales
Edgar Allan Poe
Elizabeth Cady Stanton
Enzo Ferrari
Ernest Miller Hemingway
Euclides
Eugenio Mendoza Goiticoa
Eurípides
Eva Perón
Federico García Lorca
Fernando de Magallanes
Florence Nightingale
Francisco de Miranda
Francisco José de Goya y Lucientes
Franklin Delano Roosevelt
Frederick Chopin
Frederick Henry Royce
Galileo Galilei
George Eastman
George Stephenson
George Washington
George Westinghouse
Giovanni Agnelli
Gottlied Wilhelm Daimler
Harry Houdini
Henry Ford
Henry John Heinz
Herbert George Wells
Hermanos Davidson
Hermanos Wright
Hipócrates
Indira Gandhi
Isaac Asimov
Isaac Newton
Isaías Medina Angarita
Jacques Yves Costeau
Jakob Ludwig Felix Mendelssohn-Bartholdy
James Watt
Jesucristo
Johann Gregor Mendel
Johann Sebastian Bach
John Dalton
John F. Kennedy
John Ronald Reuel Tolkien
John Winston Lennon
Johannes Gutenberg
Johannes Kepler
Jonathan Swift
José Antonio Anzoategui
José de San Martín
José Félix Ribas
José Julián Martí
Jóvito Villalba
Juan Pablo II
Juan Pablo Pérez Alfonzo
Juana de Arco
Julio Cesar
Julio Verne
King Camp Gillette
Konrad Zuse
Ladislao José Biro
Leo Hendrik Baekeland
Leonardo da Vinci
Levi Strauss
Lewis Carroll
Lisandro Alvarado
Lope Felix de Vega y Carpio
Louis Braile
Louis Pasteur
Louis Renault
Ludwig Van Beethoven
Madre Teresa de Calcuta
Mahatma Gandhi
Mahoma
Manuela Sáenz
Marco Polo
Marie Curie
Mari Wollstonecraft
Mark Twain
Martin Luther King
Miguel Angel
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel Otero Silva
Montesquieu
Morris Michtom
Napoleón Bonaparte
Nicolás Copérnico
Nikola Tesla
Niels Bohr
Ole Kirk Christiansen
Oscar Wilde
Pablo Picasso
Pedro Gual
Platón
Preston Thomas Tucker
Raúl Leoni
Rembrandt Harmenszoon van Rijn
Rene Descartes
Robert Hutchings Goddard
Robert Louis Stevenson
Roger Bacon
Rómulo Betancourt
Romulo Gallegos Freire
Rubén Darío
Rudolph Christian Carl Diesel
Ruth Handler
Salvador Dali
San Agustín de Hipona
Santiago Mariño
Simón Bolívar
Simón Rodríguez
Sigmund Freud
Sócrates
Soichiro Honda
Sor Juana Inés de la Cruz
Stanley Kubrick
Thomas Alva Edison
Thomas J. Watson
Victor Hugo
Viktor Frankl
Vladimir Kosma Zworykin
Voltaire
Walt Disney
Wernher Magnus Maximiliam von Braun
William Crapo Durant
William Denby Hanna
William Shakespeare
William Wallace
Winston Churchill
Wolfgang Amadeus Mozart
Yasser Arafat
Basta de Diabetes
¿Quiere descubrir como vencer la Diabetes y hacer que su cuerpo produzca más insulina naturalmente?
Solucion #1 a la eyaculación precoz
Como eliminar la eyaculación precoz y durar más tiempo en la cama.
El Lenguaje Corporal
Un 93% de la comunicación corresponde a lo que se denomina comunicación no verbal, y solo un 7% a la comunicación verbal.
Udemy.com Home page 160x600

Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2