Web www.liderazgoymercadeo.com
Milagros para el colesterol
El único sistema natural, sin efectos secundarios y sin el uso de drogas costosas y riesgosas (como las estaninas)
 
Gimnasia Facial
Descubre el secreto AntiAge para lucir un rosto 5, 10 y hasta 20 años más joven en solo 30 días
.
Seminarios in company
Jonny Martìnez
| Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Elimina las estrías
Elimina las estrías
Disfunción nunca más
Disfunción nunca más
Liderazgo de Excelencia en Ventas
Liderazgo de Excelencia en Ventas
trade online
Artículos

La Lealtad de los Hijos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez
 
|
Basta de hemorroides
No importa su edad o el nivel de avance del problema, usted puede eliminarlo para siempre

El buen hijo no es agresivo con sus padres; los comprende y los ama, no por sus cualidades sino por un sentido de lealtad y pertenencia.

Aunque existan personas más inteligentes, hermosas, ricas o maduras, debo amar a mis padres, no por sus cualidades, sino porque son míos. Hay parte de mí en ellos y hay parte de ellos en mí.

Los torpes se vuelven contra lo suyo, sin saber que la mina de diamantes con la que tanto sueñan se encuentra en su propia casa. Muchos jóvenes quisieran tener padres y hermanos. Otros los tienen y no los aprecian. Una familia es lo más valioso que se puede poseer.

La felicidad únicamente se da al luchar por la familia, el trabajo y el país que tenemos, no porque sean los mejores sino porque nos pertenecen; porque, a la vez, formamos parte de ellos.


Comentario de un joven injusto

Mi madre no era perfecta: cambió a un esposo inteligente y noble por otro bruto y agresivo, a mi hermana y a mí nos quitó un buen padre para darnos un pésimo padrastro. Tenía muchos defectos, cometió mil errores, y yo lo supe desde muy chico. Pero era mi madre. ¡Me pertenecía! ¡Y yo de alguna forma le pertenecía a ella! ¡Cuántas veces la juzgué con crueldad! ¡Cuántas veces deseé haber sido engendrado en el vientre de otra mujer! ¡Qué injusto fui!

No condenes a tus padres

Algún día, hijo, sabrás que tu padre no era perfecto, pero, sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos sus errores, te amaba más que a su propia vida.

Quien juzga a sus padres no tiene la menor idea de lo que fue para ellos haber crecido donde crecieron, haber vivido sus carencias, frustraciones y tristezas.

Si tus padres se equivocan, perdónalos porque son humanos, ámalos porque ellos te aman más que a nadie en el mundo y respétalos porque son la guía que Dios te ha regalado.

Tus padres pagarán sus errores porque la vida no perdona los yerros de nadie, mas evita convertirte en su verdugo, puesto que tú, como hijo, también pagarás, y muy caro, las injusticias que cometas con ellos.


Comentario de un padre común

Yo tengo dos hijos y vivo por ellos. Todo lo que hago, de una u otra forma, es en busca de su bienestar. ¡Qué injusto y triste sería que dentro de poco decidan ignorarme, sólo porque a su juicio no he sido el padre ideal! Y lo peor es que seguramente será verdad; no lo habré sido, pero Dios sabe cuánto he luchado por serlo.


Habla con tus padres

Dices que tus padres no saben escucharte, pero ¿por qué han de hacerlo si tú tampoco los escuchas?

Escuchar a los padres significa interesarte en sus sentimientos, preguntarles sobre sus problemas, darles una opinión sincera, adentrarte en sus vidas con el interés y agrado de alguien que los ama de verdad.

Aprende a acercarte a tus padres, hazlos partícipes de tu vida, cuéntales tus inquietudes y enséñales a escucharte.

Expulsa el rencor acumulado hacia tus padres, porque es al espíritu como el veneno al cuerpo. Habla con tus papás. Es necesario que enfrentes el dolor del lavado de tu alma; llora y luego échate en sus brazos y bésalos con todo el amor de tu ser.

Si al abrirle el corazón a tus padres los notas torpes para corresponderte, considera que ellos también tienen infinidad de emociones calladas impidiéndoles comentarte con soltura sus sentimientos. Tus padres te han visto nacer y crecer. Te conocen mejor de lo que crees. Son capaces de ver en ti debilidades y fuerzas que aún ignoras. Confía en ellos.


La deslealtad filial

Un hijo desleal, se cree incomprendido por sus padres, no quiere perdonarlos, se aleja de ellos, les habla poco, se vuelve ingrato, los critica, no les agradece nada; busca amigos también incomprendidos por sus padres para sentirse apoyado; piensa en darles una lección y con ello se hace vulnerable a fracasar en la escuela, adquirir vicios, participar en delincuencia, irse de casa o tener relaciones sexuales prematuras. Así, daña su capacidad de amar y se convierte, sin darse cuenta, en una persona incapaz de construir relaciones afectivas de calidad.

Carlos Cuauhtémoc Sánchez
Licenciado en Ingeniería y Catedrático de Dirección de Empresas y Ciencias Exactas, Escritor mexicano.
-
Confianza Social
Estás a punto de descubrir los secretos acerca de cómo vencer la timidez y la ansiedad social de manera permanente
Cuerpo sin Celulitis
El mejor programa completo para ayudar a las mujeres a eliminar la Celulitis
Como quedar embarazada
No importa su edad, o cuánto tiempo lo ha intentado sin obtener resultados, usted podrá obtener u hermoso y sano embarazo

Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2